scorecardresearch

La crisis de suministros arrecia en las obras de los pueblos

D. A.
-

La Diputación recibe solicitudes de prórroga de los plazos para terminar obras por parte de 18 municipios para prevenir problemas de cobro de subvenciones y la cifra apunta a seguir creciendo

El presidente de la Diputación visitaba recientemente Garcillán, uno de los pueblos que sí ha terminado ya su obra del PAIMP.

La crisis global de suministros, unida a la clásica escasez de personal cualificado disponible en las empresas de construcción, agravada con la pandemia, también se está haciendo notar en numerosos pueblos de la provincia por retrasos en obras de todo tipo, y el Plan de Ayudas para Inversiones Municipales de la Provincia 2021 (PAIMP) que impulsa la Diputación bien puede valer como referencia. Con datos actualizados hasta este pasado miércoles, ya son 18 los municipios que, a través de sus respectivos ayuntamientos, han solicitado a la institución provincial prorrogar los plazos previstos para terminar y certificar los proyectos que tienen cofinanciados a través de este programa. Desde Espirdo con la construcción de una pista de patinaje y skate board hasta Hontalbilla con arreglos en sus piscinas municipales, Orejana con la primera fase de la rehabilitación del edificio de las escuelas de La Revilla, y pavimentaciones o reurbanizaciones viarias y renovación de redes en Adrados, Aguilafuente, Bernuy de Porreros, Domingo García, Fuentepiñel, Gomezserracín, Hontanares, Juarros de Voltoya, La Losa, Melque de Cercos, Nieva, Otero de Herreros, Sanchonuño, Santa María la Real de Nieva y Sauquillo de Cabezas. 

La relación de municipios afectados apunta a seguir creciendo de aquí al 30 de septiembre, fecha límite para pedir tiempo extra hasta el 30 de noviembre, en lugar del plazo fijado inicialmente hasta el 28 de octubre, con el objetivo de prevenir problemas a la hora de cobrar las subvenciones que se les concedieron. De hecho, hay 13 que sí han notificado ya la ejecución de sus proyectos (Carrascal del Río, Frumales, Garcillán, Jemenuño, Labajos, Marazuela, Muñopedro, Ortigosa del Monte, Paradinas, Pelayos del Arroyo, San Pedro de Gaíllos, Tolocirio y Valdeprados), pero está por verse qué sucede en otros 187 municipios y entidades locales menores. Obviamente, los ayuntamientos respectivos que no se pronuncien este mes se presume que no tendrán dificultades para cumplir plazos.

CRISIS GLOBAL. El presidente de la Federación Empresarial Segoviana, Andrés Ortega, en declaraciones a El Día publicadas el 20 de agosto, ya advertía que la crisis internacional de suministros, originada por parones de producción durante la pandemia y atribuida también a la guerra comercial entre EEUU y China, estaba afectando a «prácticamente todos los sectores» en Segovia. Acero, madera, vidrio, plástico o cartón, entre otros materiales, no llegan en la cantidad necesaria o tardan más de lo habitual en llegar, y cuando lo hacen, es a costa de digerir precios inflados en origen. 

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia también achaca a esta crisis el retraso en la finalización de obras como las de la avenida de Constitución (pendiente de las farolas), los ascensores urbanos de San José (problemas con los cristales) o la calle Guadarrama (pavimentación); así como el retraso del inicio de la reurbanización de la avenida Padre Claret, a la espera de que la empresa disponga del molde para la fabricación de los adoquines elegidos. La Junta, por su parte, anunciaba el pasado lunes que las obras de fresado y reposición de firme previstas en la carretera SG-723 se aplazaban una semana (el corte programado en principio para el martes 6 se ha dejado para el lunes 13 de septiembre) «porque parte del material no ha llegado en la fecha prevista».

En cuanto a las obras en pueblos cofinanciadas con el PAIMP 2021, deben estar terminadas para que los ayuntamientos puedan presentar la documentación justificativa de los gastos y que la Diputación, a su vez, pueda liberar sus subvenciones; todo dentro de los tiempos marcados, dado que están cargadas sobre el presupuesto de la institución provincial para este ejercicio. 

Las subvenciones más pequeñas se quedan en 8.000 euros y las más grandes ascienden a 60.000, dependiendo del tamaño de cada población y el coste de cada proyecto, hasta completar un reparto de 4,5 millones, correspondientes al 70% del importe total de las obras. Los ayuntamientos beneficiarios, mientras, deben costear al menos el 30% de cada inversión, de modo que el presupuesto del programa alcanza así los 6,4 millones.

«Hay bastantes pueblos que han pedido prórrogas y actualmente ya las estamos dando, pero al menos ya han podido ser contratadas todas o casi todas las obras, que es algo que también nos preocupaba porque algunos ayuntamientos nos decían que nadie se quería quedar con ellas», destaca a El Día el diputado provincial de Acción Territorial, Basilio del Olmo, en alusión a dificultades para encontrar empresas disponibles. «Los ayuntamientos lógicamente están deseando que se hagan sus obras y hacen lo que pueden, pero las empresas les dicen que les falta material», aparte de las dificultades derivadas de la escalada de precios que están sufriendo en origen. «Y la pandemia, queramos o no, influye en la falta de personal de las empresas, porque los constructores nos dicen que no encuentran profesionales para trabajar», añade.

CONSECUENCIAS. ¿Qué pasa entonces si un Ayuntamiento no puede cumplir con los plazos? «No lo quiero ni pensar», reconoce Del Olmo. «Todos los años suele haber algún problema con alguna obra y nunca hemos dejado una sin pagar pero claro, si se quedan una o dos fuera de plazo pues bueno, pero si se quedan muchas, el interventor te va a decir que no puede ser. Intentaremos ser flexibles, pero no vamos a contemplar esa situación todavía, quedan dos meses y medio (hasta el 30 de noviembre para los que pidan prórroga antes del 30 de septiembre), así que esperemos que se vayan terminando».

Las bases de la convocatoria, en cualquier caso, dejan poco lugar a la duda, al menos sobre el papel. Para justificar los gastos, dentro de la documentación exigida está el acta de recepción de las obras o el certificado de su realización emitido por el secretario, y «el transcurso del plazo de justificación sin que ésta se haya presentado, determinará la pérdida del derecho al cobro de la subvención». En la propia convocatoria se desliza una opción para ganar un pequeño margen a mayores del 30 de noviembre al apuntar que «si se comprueba la existencia de defectos subsanables en la justificación presentada, se pondrá en conocimiento del beneficiario, concediéndole un plazo de diez días para su corrección». Sin embargo, «transcurrido dicho plazo, si persisten los defectos, dará lugar a la pérdida de la subvención», se insiste.

La resolución de la convocatoria se publicó el 9 de abril y en ella consta el reparto de los 4,5 millones consignados por la Diputación entre 218 municipios y entidades locales menores que, a partir de esa fecha, pudieron iniciar sus tramitaciones. Y de momento, tratándose de obras relativamente pequeñas en su mayoría, queda margen para que muchas puedan terminar en plazo, pero la preocupación general ya es un hecho.

 

 

 

 

Relación de municipios cuyos ayuntamientos ya han solicitado prorrogar los plazos de sus obras cofinanciadas por la Diputación a través del llamado PAIMP 2021. 

Adrados Mejora del pavimento de la calle Perosillo.

Aguilafuente Renovación de red de abastecimiento en Plaza de la Fuente y calle Florentino Trapero.

Bernuy de Porreros Saneamiento y cambio redes en la calle Los Hornos.

Domingo García Mejora del firme de un tramo de la calle Pozo.

Espirdo Construcción de pista de patinaje y skate board.

Fuentepiñel Reforma de aceras de un tramo de la calle Real y del firme de un tramo de la calle José Mayo.  

Gomezserracín Remodelación de la plaza de los Caños.   

Hontalbilla Rehabilitación de piscinas municipales de Hontalbilla.    

Hontanares de Eresma: Reforma de la red general de abastecimiento.   

Juarros de Voltoya: Pavimentación C/ Taberna.   

La Losa: Renovación red abastecimiento de agua.  

Melque de Cercos: Adecuación C/ Nieva.   

Nieva: Pavimentación en Plaza del Pocillo.  

Orejana: Rehabilitación de edificio de las escuelas de la Revilla ( 1 fase).  

Otero de Herreros: Pavimentación aceras margen derecho Avenida de la Estación, 1 fase.  

Sanchonuño: Conducción de abastecimiento.   

Santa María la Real de Nieva; Pavimentaciones en Pascuales y Laguna Rodrigo.  

Sauquillo de Cabezas: Pavimentaciones de varios viales en Sauquillo de Cabezas. 

 

 

Municipios cuyos ayuntamientos ya han notificado el fin de sus obras cofinanciadas por la Diputación con el PAIMP 2021.

Carrascal del Río: Pavimentación del camino del Cementerio.

Frumales: Reparación de vaso de la piscina municipal.

Garcillán: Pavimentación de calles Piedad y Padre Maroto.

Jemenuño: Abastecimiento.

Labajos: Cubierta de pista de pádel del paseo de La Laguna.

Marazuela: Pavimentación de la calle Duque y la avenida de la Alameda.

Muñopedro: Pavimento de calle Charco Tejeros (fase 1).

Ortigosa del Monte: Pavimentación de las calles Fuente, Fresno y del Cementerio.

Paradinas: Pavimentados.

Pelayos del Arroyo: Mejoras en la calle Egido

San Pedro de Gaíllos: Renovación de la red de abastecimiento en las calles San Marcos y Prado de la Fuente de El Rebollar.

Tolocirio: Asfaltado y arreglo de la confluencia entre las calles Ermita y San Cristóbal

Valdeprados: Pavimentación de las calles Madrid y Nueva (tramo 1).