scorecardresearch

Una osa digital

SPC
-

Equipos especializados realizan la primera captura de un ejemplar en la Cordillera Cantábrica para su radiomarcaje, cuyo objetivo es conocer más datos sobre su hábitat y sus movimientos

Representantes del CSIC y de los gobiernos de Cantabria y Castilla y León trabajan en el radiomarcaje de la osa. - Foto: Ical

Una osa del Alto Sil (León) se ha convertido en pionera del programa de radiomarcaje de esta especie en Castilla y León. Un equipo especializado de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, formado por agentes medioambientales, técnicos, veterinarios, y miembros de las Patrullas Oso de la zona del Alto Sil, capturó en la tarde del pasado miércoles a una hembra de oso que se convierte de esta manera en la pionera del plan de captura y radiomarcaje del oso pardo en Castilla y León.

La ejecución de dicho programa de radiomarcaje supone una herramienta clave para la mejora del conocimiento sobre la especie, y para hacer frente a los nuevos retos que supone su evolución favorable. Se trata de la primera captura y radiomarcaje de un oso pardo en libertad en la Cordillera Cantábrica en las últimas décadas, como informa Ical.

Durante la anestesia, que transcurrió sin complicaciones, el equipo veterinario llevó a cabo un examen físico completo del animal, así como un análisis hematológico, bioquímico y urinario. Los resultados obtenidos apuntan a que los valores analizados se hallan dentro de los rangos normales para la especie y edad. Asimismo, el equipo recogió muestras biológicas y datos biométricos para futuros estudios sobre la especie.

Las actuaciones se llevaron a cabo junto a miembros del Grupo de investigación del oso pardo cantábrico del Instituto Mixto en Investigación en Biodiversidad (Imib) de la Universidad de Oviedo y personal veterinario del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Gobierno de Cantabria. Al respecto, la intervención forma parte de las actuaciones previstas en el proyecto de telemetría de la especie, aprobado por el Ministerio de Ciencia e Innovación en junio de 2021. Igualmente cuenta con el apoyo técnico y económico de la International Association for Bear Research and Management (IBA) y del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, donde se han desarrollado prácticas previas al inicio del programa.

Entre 20 y 30 ejemplares

En su primera fase, el programa de radiomarcaje prevé capturar y radiomarcar entre 20 y 30 ejemplares de oso pardo en la Cordillera Cantábrica a lo largo de los próximos cuatro años. En una etapa inicial, el proyecto se desarrolla en las comarcas leonesas de Laciana y el Alto Sil, aunque a medio plazo se trabajará en territorios limítrofes con la comunidad autónoma de Galicia, con el apoyo de la Xunta.

Respecto a la subpoblación oriental de la Cordillera, también está previsto desarrollar estas acciones tanto en el extremo oriental de la provincia de León como en la Montaña Palentina, así como en territorio de la comunidad autónoma de Cantabria.

El principal objetivo del plan es favorecer la coexistencia entre osos y humanos en el paisaje humanizado de la Cordillera, para facilitar la conservación y expansión de la especie. El programa busca aumentar el conocimiento sobre el uso del hábitat y los movimientos de los osos a lo largo de su ciclo vital para reducir los conflictos entre osos y hombres.