scorecardresearch

Barcones apela a no fijarse solo en los números por autonomías

SPC
-

La delegada explica que las cuentas sientan las bases para futuras actuaciones que en su fase inicial no tienen importantes consignaciones

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, valora los presupuestos. - Foto: Ical

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, defendió que la inversión en Castilla y León es mayor que la que figura en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2023 por las partidas "no territorializadas". Barcones analizó el "sentido y la importancia" de las cuentas, a los que consideró, "sin ambages, como buenos para la Comunidad"

"Desde luego que me gustaría, como le pasará al resto de mis compañeros en las distintas comunidades autónomas, que hubieran sido todavía mejores. Todo es mejorable. Pero, con las lógicas limitaciones que existen a la hora de elaborar cualquier presupuesto, las cifras que recogen para Castilla y León los convierten, según mi opinión, en muy positivos para el desarrollo de esta comunidad autónoma y, sobre todo, para el bienestar de sus habitantes", explicó.

Para Barcones, "en los años de Gobierno de Pedro Sánchez se ha reorientado claramente la política presupuestaria hacia una mayor justicia social y transformación del modelo productivo". "Sin tener en cuenta los fondos europeos, el gasto social se ha visto incrementado en un 35,4 por ciento desde 2018 a 2023", presumió.

La delegada ha recordado que los 2.248 municipios de Castilla y León reciben más de cinco millones de euros al año para que desarrollen actividades de sensibilización sobre la violencia de género. En Castilla y León, las políticas sociales traerán unos 13.500 millones de euros.

Una de cada cuatro personas cobra una pensión en esta comunidad autónoma. Los pensionistas con pensiones contributivas, más de 565.000, se beneficiarán de un incremento del 8,5 por ciento. Esto es, 732 millones de euros más el próximo año para un total de 8.600 millones de euros.

En cuanto a los empleados públicos, verán incrementado su salario un cinco por ciento (el 1,5 que cobrarán con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2023 y que corresponde al año en curso y la subida del 3,5 para el año que viene). En Castilla y León hay 167.000 trabajadores públicos. El incremento supone que percibirán un total de 297 millones adicionales.

Esta subida salarial permitirá, dijo Barcones, "devolver derechos recortados por el PP y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector público, a través de la recuperación de la prestación económica por incapacidad temporal al cien por cien o el desarrollo del teletrabajo, entre otras medidas".

Estas dos subidas suponen que más de mil millones de euros extra llegarán a los bolsillos de 750.000 castellanos y leoneses. "Esta cantidad es prácticamente la misma que que las inversiones territorializadas en la Comunidad, capítulo al que dedicamos tanto tiempo", precisó.

Del mismo modo, el incremento del Ingreso Mínimo Vital (IMV) conforme al IPC beneficiará a más de 53.000 personas. También presumió de que se prorrogan las ayudas al transporte, pues las nuevas cuentas incluyen 660 millones en total, un 25 por ciento más.