scorecardresearch

Los sindicatos claman por el empleo y la subida de salarios

-

CC.OO. y UGT han reunido hoy en la manifestación del Primero de Mayo en Segovia, entre 400 y 500 personas, según los convocantes, y 350 de acuerdo con las cifras facilitadas por la Policía Local.

Los sindicatos claman por el empleo y la subida de salarios - Foto: Nacho Valverde/ICAL

Con las calles abarrotadas de público, debido al puente festivo, que concide también con le celebración de la Feria Nacional de Artesanía y la llegada de la Marcha de Mujeres de Segovia, los maniofestantes han salido de la sede de los sindicatos, en la Avenida del Acueducto, para recorrer las principales calles de la ciudad,  y llegar a la Plaza Mayor a donde han leído un manifiesto. Con unas 200 personas en la salida, la manifestación ha contado con entre 400 y 500 participantes, de acuerdo con los convocantes y 350 según la Policía Local.

Encabezados por una pancarta en la que se leía "1º de Mayo. La solución. Subir Salarios. Contener Precios. Más igualdad", en el manifiesto los asistentes han mostrado su solidaridad con el pueblo ucraniano, a la vez que han condenado "la injustificada guerra iniciada por Rusia con la invasión de Ucrania; solidaridad que hacemos extensible a esa parte del pueblo ruso que no quiere la guerra y que está siendo detenido por ejercer su derecho a la protesta" y han manifestado el "más enérgico rechazo al giro histórico llevado a cabo por el gobierno de España con respecto al Sahara Occidental alejándose de la resolución 690 de la ONU de 29 de abril de 1991 y expresar nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo saharaui y su causa". 

CC.OO. y UGT han saludado "que el Gobierno haya tomado medidas para afrontar las consecuencias generadas por la guerra en Ucrania, medidas consideradas positivas pero insuficientes para proteger a las personas más afectadas por la fuerte subida de los precios". Asimismo han considerado "imprescindible garantizar el poder adquisitivo de los hogares, especialmente de aquellos con menos recursos, de ahí la importancia de las subidas del SMI y de las pensiones referenciadas al incremento del coste de la vida, en un momento en el que elementos básicos de la cesta de la compra como la electricidad, los carburantes o los alimentos registran fuertes subidas de precios, empeorando las condiciones de vida de la población".