Eterno debate sobre el tráfico por el casco histórico

D. A.
-
Eterno debate sobre el tráfico por el casco histórico - Foto: Rosa Blanco

Centrados e IU son los únicos que apuestan por el corte completo del recinto amurallado al tráfico privado no residente, al menos los festivos y fines de semana y contando con parkings disuasorios. El PSOE sugiere avanzar, pero "de forma progresiva"

Pase lo que pase el domingo, el debate sobre el corte del recinto amurallado al tráfico privado tampoco concluirá el próximo mandato. Se podrán tomar medidas como la creación de aparcamientos disuasorios, la reserva de más plazas de aparcamiento exclusivas para residentes o la ampliación de la zona restringida, pero sin cerrar por completo el centro al paso de coches privados a corto plazo.
‘Casco histórico: restricción del tráfico, gestión y control del turismo, revitalización... ¿Qué propone?’. Esa es la cuestión lanzada por El Día a los candidatos de PSOE, PP, Cs, Centrados, IU, Podemos y Vox a la Alcaldía de Segovia, y la mayoría aboga por reducir el tráfico privado no residente por el recinto amurallado. No obstante, los de Centrados e IU, Cosme Aranguren y Ángel Galindo, son los únicos que se deciden ya por un corte completo, aunque, como sugiere Aranguren, la medida la limitaría en principio a fines de semana, festivos locales, regionales y de comunidades limítrofes, y estaría condicionada a la creación de aparcamientos disuasorios y «lanzaderas ecológicas» (autobuses más pequeños propulsados por energías limpias) entre la plaza de la Artillería y Colón. Pero no se descubre la rueda ni se ofende a la democracia por avanzar que ni uno ni otro van a ganar las elecciones, independientemente del buen o mal resultado que obtengan, de ahí que todo apunte a que el debate aún iría para largo, al prevalecer criterios de otros partidos menos drásticos.
IU yCentrados representan posturas ideológicas muy alejadas, pero, aparte de haber dado ejemplo de adaptación al nuevo tiempo en este último mandato al intentar entenderse, hasta incluso presentar mociones conjuntas sobre asuntos de ciudad ajenos a trasfondos ideológicos, en materia de movilidad muestran muchos puntos en común.
La candidata del PSOE, Clara Luquero, por su parte, apuesta por «ampliar paulatinamente zonas de uso peatonal y crear áreas de acceso restringido a no residentes, tendentes a la progresiva peatonalización del recinto amurallado». En la línea de Centrados e IU, pero sin citar un corte completo, pese a que ya se planteaba en el plan de movilidad de 2008.
Pablo Pérez (PP) y Noemí Otero (Cs), mientras, coinciden en subrayar que, para aplicar más restricciones, deben tomarse otras medidas previamente. «Antes voy a dar una solución a los problemas de movilidad», señala el candidato popular, que sugiere «hablar de aparcamientos disuasorios, de mejorar las vías, de una buena señalización y, por supuesto, de reordenar el tráfico en mucho de los barrios». Y la candidata naranja señala que «antes de tomar cualquier tipo de medida supresora, debemos ser precavidos y contar con una previsión de alternativas para el aparcamiento y acceso a la zona histórica, prevaleciendo sin lugar a dudas la movilidad de los residentes».
GuillermoSan Juan previene de los riesgos del corte (sin citarlo de forma expresa) al recalcar que, «más allá de debates estériles, un proceso mal planificado conllevaría la turistificación completa del casco histórico», al tiempo que apunta que «la movilidad sostenible y el aparcamiento tienen que poner al vecindario y las pequeñas empresas del casco histórico en el centro de todas las decisiones».
Y la candidata de Vox,Esther Núñez, no sólo no alude a la opción de cortar el centro al tráfico privado no residente, sino que pide «ordenar el uso del vehículo particular sin demonizarlo». Es decir, que independientemente de la etiqueta ideológica que se le quiera colgar a este controvertido partido, resulta que en materia de movilidad podría describirse su postura como la más moderada por ser la menos restrictiva con el tráfico privado; ¿o quizá la más radical porque en este caso lo excéntrico es no poner límites al coche privado? Etiquetas en cualquier caso, calificaciones subjetivas que nada aportan a un debate que, si un día concluye con el corte completo del casco al tráfico privado no residente, marcará un antes y un después para Segovia, aunque ese día sigue sin verse claro.

 

A continuación, una a una, se exponen las respuestas dadas por los candidatos a la pregunta ‘Casco histórico: restricción del tráfico, gestión y control del turismo, revitalización... ¿Qué propone?'

Clara Luquero (PSOE): «Debemos armonizar el coche privado con el transporte público y los aparcamientos». Ayudas a casas y alquiler comercial. 
«Crearemos áreas de acceso restringido a no residentes, tendentes a la progresiva peatonalización del recinto amurallado. Gestionaremos aparcamientos en la periferia para su uso en días de gran incremento turístico. Pondremos en marcha el Peahis (Plan Especial de Áreas Históricas), ayudas a la rehabilitación de edificios catalogados y subvenciones para el alquiler de pequeños locales en el centro para impulsar el comercio».

 

Pablo Pérez (PP): «Antes de restringir  el tráfico hay que resolver problemas de movilidad». Parques cubiertos en edificios vacíos. 
«Antes de restringir el tráfico, hay que solucionar los problemas de movilidad de Segovia con aparcamientos disuasorios en otras zonas y una reordenación del tráfico en muchos barrios. Hay que poner en marcha el Peahis, eliminar cableado, mejorar calles y aceras, la iluminación, la accesibilidad... Daremos uso a edificios vacíos, entre otras cosas, llevando servicios del propio Ayuntamiento o haciendo parques cubiertos de ocio».

 

Noemí Otero (Ciudadanos): «Para restringir el tráfico, primero las alternativas para aparcar y de acceso». Medidas previas a cualquier corte.
«El casco histórico necesita la rehabilitación de viviendas, acondicionamiento de ciertas calles y plazas, una gestión del tráfico y transporte público acorde al momento en que vivimos, redefinición de usos de edificios vacíos y otras iniciativas para atraer más residentes. La movilidad de estos también debe prevalecer sobre cualquier restricción del tráfico, que a su vez requiere que se cuente primero con una previsión de alternativas de acceso y aparcamiento».

 

Cosme Aranguren (Centrados): «Sin tráfico privado no residente en el centro los fines de semana y festivos». Más autobuses  y más ecológicos.
«Proponemos prohibir el tráfico privado no residente por el recinto amurallado en fines de semana y en festivos locales o de comunidades limítrofes, con aparcamientos disuasorios y transporte urbano reforzado en San Lorenzo, Hospital General, La Albuera, Puente Hierro y Nueva Segovia. Crearíamos un intercambiador en Artillería desde el que partirían lanzaderas ecológicas hacia Colón, evitando que autobuses de gran tamaño accedan al recinto histórico».

 

Ángel Galindo (Izquierda Unida): «Debemos limitar el tráfico privado por el bien del patrimonio y de los residentes». Patrimonio, vida y control turístico.
«Hay que limitar el tráfico privado de no residentes para proteger el patrimonio y por el bien de los residentes, que teniendo tarjetas de aparcamiento no tienen dónde dejar sus coches. Debemos facilitarles la vida en el casco histórico, donde fomentar la reutilización de edificios vacíos también facilitará su conservación. El turismo es muy importante, pero si no controlamos más el alquiler de pisos turísticos, haremos del centro un parque temático».

 

Guillermo San Juan (Podemos): «Lo primero debe ser tratar al recinto amurallado como a un barrio». Vecinos y pymes son la prioridad.
«Debemos frenar el desmantelamiento de servicios públicos (colegios, juzgados, instalaciones de la Diputación, Ayuntamiento, etc.), priorizar la reutilización de edificios públicos vacíos para nuevos usos y necesidades que vayan surgiendo.  Una peatonalización mal planificada conllevaría la turistificación completa del centro histórico y la expulsión de parte de su vecindario y de pequeñas empresas que deben estar en el centro de todas las decisiones».

 

Esther Núñez (Vox): «Debemos ordenar el uso del coche particular sin demonizarlo». Coches, buses, patinetes y bicis.
«Es necesario ordenar el uso del vehículo particular sin demonizarlo ni penalizar su sector. Garantizar su convivencia con un transporte público eficiente y regular otras formas de movilidad alternativas como los patinetes eléctricos o las bicicletas. Y aparcamientos disuasorios en el centro, especialmente el que estaría bajo el recinto amurallado, con accesos por Puente del Sancti Spiritu y salida a la glorieta de IE, y salidas peatonales a Doctor Laguna y la Plaza Mayor».