scorecardresearch

El diputado del PP Jaime Pérez se querella contra IU

D.S.
-

El diputado provincial considera falsas las insinuaciones de representantes de la coalición de izquierda en relación a un negocio del que fue administrador

El diputado delegado del Servicio de Recursos Humanos y Gobierno Interior, Jaime Pérez. - Foto: D.S.

El abogado del diputado Jaime Pérez, responsable  de Recursos Humanos y Gobierno Interior de la Diputación Provincial ha interpuesto dos demandas, una de la empresa JM Plaseges Agua SL, especializada en servicios de control técnico-sanitario del agua, a la que pertenece el político popular, y otra en su nombre,  por supuestas  injurias vertidas por IU así como contra los miembros de la coalición José Luis Ordóñez,  coordinador,  y el responsable de movimientos sociales,  Carlos Serrano, que protagonizaron una rueda de prensa, este domingo,  en la que difundieron «sospechas» sobre contratos públicos a esta sociedad.

Los miembros de IU pidieron al presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, que aclare «si la institución ha contratado o dado subvenciones a dicha empresa». Además añadieron «la circunstancia sospechosa» del cese y nombramiento como administrador único a un familiar directo del diputado, coincidiendo además en fecha con la firma de un plan entre Junta y diputaciones para mejorar la depuración de las aguas residuales en municipios pequeños. 

Los miembros de IU incidieron en que hablaban  de una empresa «que ha trabajado y sigue trabajando en decenas de localidades de la provincia, y cuyo administrador único, hasta el día 9 de octubre de 2020, era un diputado del partido popular».

Por su parte, Jaime Pérez negó que la Diputación tenga contratos con JM Plaseges Agua, subrayando que «no se dedica para nada a la construcción y mantenimiento de depuradoras, lo más que hace ésta es algunas analíticas». Asimismo consideró como «acto ruín» combinar la coincidencia de fechas de su cese como administrador, coincidiendo con la firma de un protocolo para promover sistemas de depuración. 

Según el diputado, Ordóñez y Serrano «no dijeron ni una sola verdad desde que se sentaron hasta que se levantaron de la rueda de prensa, son acusaciones absolutamente falsas, solo manifestaron sospechas, no podían demostrar nada porque no hay nada».

Pérez ha aclarado que «podemos demostrar nuestra transparencia y forma honrada de trabajar», además de lamentar que «se ha producido un daño muy importante y muy difícil de reparar», tanto para la empresa, donde trabajan diez personas, como para su persona que cree «fundamental la dignidad y la imagen se ha ido creando». Además ha dicho que los miembros de IU «que demandan honestidad y transparencia han demostrando que no tienen ninguna de esas dos virtudes».