scorecardresearch

Congelación del sueldo de los altos cargos de la Junta

SPC
-

García-Gallardo asegura que las cuentas de 2023 marcan el camino hacia el superávit "más pronto que tarde"

Juan García-Gallardo. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Las cuentas de la Junta de Castilla y León para el año que viene contemplan la congelación salarial para su presidente, vicepresidente, consejeros y altos cargos del Ejecutivo autonómico así como los miembros de la Mesa de las Cortes y los procuradores con salario.

El vicepresidente del Gobierno regional, Juan García-Gallardo, hizo este anuncio durante la presentación del proyecto de presupuestos para 2023, junto al presidente Alfonso Fernández Mañueco, tras su aprobación en Consejo de Gobierno, donde afirmó que las cuentas presentadas están marcadas por la "austeridad" y el "control del déficit".

En este sentido, argumentó que "los primeros que debe apretarse el cinturón son las administraciones públicas" en un contexto en el que las familias y las empresas están sufriendo dificultades por la inflación. 

Así, remarcó que se ha congelado el sueldo "a diferencia de otros gobernantes" por el Gobierno, y destacó que su salario como vicepresidente está en 20.000 euros por debajo a lo que cobraba en su actividad privada, y sus retribuciones, por encima de las del presidente, ya estaban fijadas antes de tomar posesión.

García-Gallardo también explicó que en las grandes cifras de la Comunidad elaboradas por el Gobierno de coalición PP-Vox, la emisión de deuda baja un 24 por ciento respecto a 2021, de 1.916 a 1.490 millones de euros; y el déficit público se recorta un 67,64 por ciento, desde los 633 a los 205,12 millones de euros, lo que supone un "enorme esfuerzo presupuestario".

Así, defendió que con estos presupuestos marcan el "camino hacia el superávit" al que quieren llegar "más pronto que tarde".