MUY PERSONAL

Francisco Muro de Íscar

Periodista


¿De quién depende la estabilidad del Gobierno?

03/09/2020

El presidente del Gobierno ha asegurado a los grandes empresarios españoles "la estabilidad de su Gobierno". Efectivamente, la foto era el mensaje.

"Los empresarios con Sánchez" era el titular que buscaba Iván Redondo, justo antes de otro paripé: las entrevistas del presidente con los partidos y, sobre todo con el PP.

El presidente rodeado de todos los grandes empresarios del país era decirle a Casado que solo él era responsable de quedarse fuera de la foto de la "unidad".

¿Puede el presidente garantizar la estabilidad de un Gobierno dividido en sus principios, discrepante en las alianzas y sin consenso sobre temas fundamentales? ¿Puede garantizar la estabilidad con un Parlamento difuminado y con unos acuerdos que pueden romperse en cualquier momento?

La estabilidad del Gobierno depende, sobre todo, de la situación económica. Y los datos no pueden ser peores. Endeudados hasta las cejas, con un déficit creciente, con una caída del PIB vertiginosa y una recuperación muy lenta, con casi cuatro millones de parados, 700.000 en lo que va de año, y la sombra amenazante de ERTEs convertidos EREs en los meses de septiembre y octubre que aumentenesta cifra y los gastos de un Estado que está más cerca de la quiebra que de la recuperación. La confianza empresarial -especialmente entre los autónomos, o sectores como el turismo y la hostelería- está cada vez más baja y eso no se recupera con fotos ni con marketing.

La estabilidad del Gobierno depende de que sea capaz de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado y eso no depende solo de que PSOE y Unidas Podemos sean capaces de llegar a un acuerdo -hasta hace unos días los ministros de Podemos ni siquiera tenían segura su participación en la elaboración de los mismos-.

También depende de que las líneas rojas de Podemos permitan aCiudadanos apoyar esos presupuestos sin certificar su desaparición de la vida política por plegarse al Gobierno. Y depende de lo que pidan el PNV y ERC y de lo que esté dispuesto a ceder el Gobierno.

La estabilidad de este Gobierno depende de si es capaz o no de gestionar con un mínimo de inteligencia el rebrote del COVID-19 y el curso escolar. Porque una segunda ola y un segundo confinamiento sería una losa económica y social imposible de levantar.

Pero la estabilidad de este Gobierno depende, sobre todo, de Unidas Podemos. Sin ellos, Sánchez dejaría de ser presidente mañana. Los necesita para todo. Y eso lo saben. Pablo Iglesias, que tiene cogido al presidente por donde más duele, y Pedro Sánchez. Es cierto que también Podemos necesita seguir en el Gobierno y que, por eso, cederá todo lo que sea necesario, aunque tenga que comerse susprincipios. Como decía Groucho Marx, si hace falta sacará otros. Pero con dos remos en la barca, si cada uno va en una dirección, es imposible avanzar.

Tenemos uno de los Gobiernos más inestables de la historia de la democracia, un Gobierno que, por su propia consistencia, no puede ofrecer pactos de Estado a la oposición -otra cosa es que lo diga-, un Gobierno que hace dejación de sus responsabilidades en asuntos capitales, un Gobierno que se apoya en socios que quieren destruir el Estado constitucional y un Gobierno acosado por la economía.

En esas condiciones, "asegurar la estabilidad del Gobierno" es un sarcasmo.