TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Estas cosas

14/09/2020

Pues empezó la Liga. Bueno, no empezó del todo porque todavía quedan partidos en el aire (luego te lo cuento), pero arrancó con un duelo, el Granada-Athletic, que señalaron el viernes y se cambió al sábado cuatro días antes de disputarse, alucina, chaval, no como en Inglaterra que ya puedes mirar cuándo se jugará el Liverpool-Everton (20 de febrero del año que viene a las 16.00 en Anfield). Te digo que no empezó del todo porque, ay, ni Madrid ni Barça ni Atleti ni Sevilla deben tener piernitas para comenzar la competición porque terminaron más tarde que el resto. Y dirás, pero si al Madrid le eliminaron en octavos y el Sevilla ganó la Europa League, ¿reciben el mismo tratamiento? A ver, por supuesto, así no entramos en tonterías: el Madrid-Getafe de la 1 se juega entre febrero y marzo, como el Barça-Elche, el Levante-Atleti de la 2 y el Sevilla-Elche también de la 2, y ya te anticipo que el 6 de enero, si Dios quiere, se jugará el Athletic-Barça de la segunda jornada, seis días antes del Atlético-Sevilla de la primera, ¿me sigues? Pues agárrate: si el Granada dispute el 'play off' de la Europa League se aplazará el Granada-Osasuna de la cuarta jornada al 12 de enero, un mes antes de dos partidos de la jornada 19 (Barça-Real Sociedad y Real Madrid-Athletic) que se adelantan porque estos cuatro equipos, oh, coincidencia, son los que disputan la Supercopa de España: primera vez en la historia que no la jugará un equipo campeón de Copa porque, ¿recuerdas?, no se ha jugado la final de la 19/20 porque Athletic y Real Sociedad la quieren jugar con público sea cuando sea. ¡Ah! Y a todo esto, ¿te conté que la Liga fijó partidos en viernes y lunes para empezar y la Federación lo echó para atrás? Pues ya hay dos partidos señalados en viernes y lunes en la segunda jornada.

Y por estas cosas la Liga española es lo que es: un puñetero desbarajuste que nos encanta.