CRÓNICA POLÍTICA

Isaías Lafuente

Escritor y periodista. Analista político


El terremoto y sus réplicas

12/03/2021

La moción de censura que presentó el miércoles Ciudadanos contra el gobierno del que formaba parte en Murcia ha provocado un seísmo que tuvo réplicas, de diferente naturaleza y calado, en Madrid y en Castilla y León. En esta comunidad, el PSOE registró una moción de censura a la que, en principio, no se sumará Ciudadanos. Y en la Comunidad de Madrid, su presidenta intuyó que el movimiento en Murcia formaba parte de una operación más amplia y, antes de verse sometida a una hipotética moción de censura, decidió adelantar las elecciones para librarse de su socio. Una decisión sorprendente, porque en los últimos meses había dicho que un adelanto electoral en Madrid sería una "irresponsabilidad" y, hablando del que se produjo en Cataluña, afirmó en una entrevista en El Mundo que si ella hubiera hecho lo mismo le llamarían "insensata y tipa peligrosa".

La irrupción de Ciudadanos y Podemos acabó con un bipartidismo que había marcado la vida política española desde la Transición. Y en los últimos años, el giro que Albert Rivera imprimió a su formación, estableciendo un cordón sanitario frente al PSOE de Pedro Sánchez y propiciando un acercamiento al PP y a Vox que se oficializó, hace dos años, en la famosa foto de Colón y tomó forma en acuerdos de gobierno autonómicos y municipales, propició un escenario de bloques del que, paradójicamente, ha salido beneficiado Vox, que no ha dejado de crecer a costa de las otras dos formaciones de derechas a pesar de que no ocupa ningún gobierno ni local ni autonómico en España.

Quizás Ciudadanos, con el paso dado en Murcia, haya emprendido el camino de la "descolonización". Sólo el tiempo y las urnas dictarán si este giro llega a tiempo o demasiado tarde. En Cataluña ya tuvieron un primer veredicto. Un camino que, aparentemente, también tomó Pablo Casado en la moción de censura de Vox contra Sánchez, a la que no se sumó, cuando el líder popular le espetó a Santiago Abascal un sonoro "hasta aquí hemos llegado". Ahora, el líder del PP tendrá que enfrentarse al nuevo escenario que le ha marcado Isabel Díaz Ayuso. Porque si la presidenta madrileña no consigue una mayoría absoluta en las urnas, nadie puede dudar de que intentará un gobierno de coalición con Vox si la suma de escaños da para ello. Y entonces le será imposible a Pablo Casado presentarse como líder de un proyecto centrista para España y le será también muy difícil mantener el liderazgo en su propio partido si personas como Feijóo o la propia Ayuso decidieran dar un paso adelante y librar la batalla en un futuro congreso.