CRÓNICA PERSONAL

Antonio Casado

Periodista especializado en información política y parlamentaria


Pascua militar con mensaje

07/01/2021

Sobre la celebración de la Pascua Militar, incluido el tradicional discurso del rey, que desempeña como capitán general el mando supremo de las Fuerzas Armadas, planeó el pronunciamiento "epistolar" y "digital" de unos cuantos militares insumisos. No se refirió a ellos Felipe VI directamente, pero todos supimos que con sus alusiones al deber de cumplir y hacer cumplir la Constitución estaba afeando la conducta de los 39 militares retirados que le habían pedido por carta alguna iniciativa contundente contra el "gobierno social-comunista" por sus presuntas amenazas a la unidad de España.

Ante la flor y nata de los Ejércitos, convocados como cada año en el Palacio Real, el Rey hizo una expresa renovación del compromiso de la Monarquía con nuestra Carta Magna como fuente de derechos y libertades, y origen de la legitimidad de los poderes e instituciones del Estado.

Al buen entendedor le sobraron palabras para descubrir en ellas el merecido reproche al grupo que, a través de la mencionada carta y un chat de militares retirados, hicieron apelaciones claramente "golpistas". Así lo entendió la ministra de Defensa al poner en su día los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Margarita Robles, que había precedido al rey en el uso de la palabra, sí fue explícita sobre los militares que en redes sociales hablaron de fusilamientos y acciones golpistas. La ministra se refirió a ellos como "una insignificante mayoría que se representa a sí misma" y "merecen el rechazo más absoluto, por su intolerancia, sus delirios y su total alejamiento de los valores castrenses". Amén.

Entiendo que fueron muy oportunos, tanto el rey como la ministra, en la fiesta tradicional de las Fuerzas Armadas, que son en estos momentos, según las últimas encuestas, la institución más valorada a los ojos de la ciudadanía. Por cierto, que esas mismas encuestas detectan una significativa escalada de la Monarquía en el aprecio de los españoles como consecuencia directa de la campaña antimonárquica desplegada por las fuerzas "republicanas" y "plurinacionales" que acampan junto cerca del Palacio de la Moncloa.

Véanse los aplausos del público concentrado en los alrededores del Palacio Real, recibidos por Felipe VI al terminar el acto. No solo eran el contrapunto de la hostilidad de dichas fuerzas contra la Corona. También reflejaban el agradecimiento de los españoles por el trabajo extraordinario de las FFAA en la lucha contra la pandemia, sentido muy de cerca por la sociedad, reaccionando con "iniciativa, inmediatez y eficacia en toda España", destacó el rey en su discurso.