OTRO GALLO CANTARÍA

Ignacio Fernández

Periodista. Director regional de Onda Cero y Antena 3 Castilla y León


La nómina

Hablo con unos cuantos empresarios. “Va a ser una proeza este mes pagar la nómina. Nunca se ha dado una situación semejante. Una cosa es una crisis. Otra un parón total. Nos están fallando los cobros. No llegamos, no llegamos…” Pagar la nómina… Una utopía. Producto de una distopía. La del coronavirus.

Es un fallo multiorgánico. Se ha parado la economía. En seco y por orden gubernativa. 20000 Ertes y 100000 trabajadores afectados a fecha de ayer. Sin precedentes. Perdidos recursos de importancia capital, como la Semana Santa. Canceladas numerosas actividades programadas con antelación. Aplazadas las bodas. Cerrados los restaurantes y los bares. Si la economía es el mecanismo de que uno produce y otro lo compra, la economía paró.

Y estos días hay que pagar la nómina. Las disposiciones del gobierno dejan muchas dudas, producto de la urgencia y quizá de la impericia en el manejo de una situación de una anomalía desproporcionada. No está clara la solución de los ERTE ni si sus devengos llegarán a tiempo, no están claros los accesos de financiación del ICO, que avala, pero no regala. Y las cotizaciones de la Seguridad Social, y los pagos del IRFP, y el IVA. Y todo ese flujo que se nutre del latido de la economía. Cuyo pálpito se ha detenido.

Se dice que uno de los problemas que tiene la política en España es que hay pocos dirigentes que hayan sido directivos, gente que nunca ha pagado una nómina. Hoy, mientras lees esto desde el confinamiento, habiendo dormido mal a base de darle vueltas a la cabeza, viendo caer las hojas del calendario, con el dedo puesto en el teléfono para llamar al banco y a ver qué les cuentas, te deseo suerte y éxito en la proeza de pagar la nómina de marzo. Que para muchos como tú será otro acto heroico que puede que nadie te reconozca.