ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista. Editor de informativos de RTVCyL


Vuelta a las urnas

En ocasiones la Justicia es poética y la cara sí es el espejo del alma. Lo vimos el pasado lunes en Barcelona, durante la entrega de los premios Princesa de Gerona. En el interior, la heredera de la Corona junto a un grupo de jóvenes con talento, en el exterior, una manada de energúmenos, insultando, escupiendo y golpeando a los invitados que pretendían acceder a la civilización. Dos imágenes que por sí solas explican la deriva por la que se empeñan en llevar a Cataluña un grupo de burgueses corruptos que han decidido tapar su indignidad con los complejos de una sociedad enferma y que de paso está llenando los bolsillos de un puñado de apóstoles del independentismo.
Con ese trasfondo de violencia y vergüenza ajena nos enfrentamos a unas elecciones que no sabemos si podrán desarrollarse con normalidad en una comunidad autónoma que en la prehistoria llegó a presumir de seny. Ahora los dueños de las calles y de los adoquines amenazan con convertir la jornada de reflexión y el mismo día de los comicios en un calvario para esos millones de ciudadanos anónimos que no quieren convertirse en héroes, tan sólo ejercer su libertad sin traumas sin enfrentarse a histéricos.
Las encuestas no anuncian nada bueno para mañana. Si se cumplen seguiremos condenados al bloqueo y quién sabe si a unas terceras elecciones. De los candidatos dependerá si avanzamos hacia la estabilidad que permita afrontar los asuntos pendientes o si nos vamos directamente al precipicio. Para nuestra desgracia, cada día descubrimos que nos tenemos que enfrentar a nuestra crisis más profunda con los políticos más mediocres, cuya altura de miras no va más allá del espejo que les colocan a diario sus más fieles pelotas.