Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Nueve de cada 10 empleos nuevos creados fueron para mujeres

SPC
-
Nueve de cada 10 empleos nuevos creados fueron para mujeres. - Foto: Jesús J. Matías

La Comunidad cuenta con algo más de un millón de ocupados, el 5,1% nacional, de los que siete de cada cien corresponde a trabajadores inmigrantes, según el VII Monitor Anual Adecco de Ocupación

Las mujeres ocuparon nueve de cada diez empleos nuevos creados en el último año en Castilla y León. Concretamente, el 91,9 por ciento que fueron a parar al sexo femenino, es decir, 7.300 puestos de trabajo, un 1,7 por ciento más que un año antes, frente al 0,1 por ciento más del masculino, que fue de 600 empleos.

Así se extrae del VII Monitor Anual Adecco de Ocupación, un análisis de la evolución del empleo según la ocupación en España. Este estudio establece un equilibrio mayor en la media nacional, donde el 53,2 por ciento de los nuevos trabajos fue para las mujeres y el 46,8 para los hombres, es decir, 184.200 frente a 162.100 empleos, respectivamente. En total, la Comunidad cuenta con algo más de un millón de activos, un 0,8 por ciento más, según estos datos, que toman como referencia el tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA). De ellos, el 55,5 por ciento corresponde a varones y el 44,5 a mujeres.

El empleo aumentó en todas las comunidades, a excepción de Asturias, Canarias y Baleares, mientras que tres de cada diez nuevos puestos de trabajo en el último año se generaron en Madrid, con 104.500. Si se les suma los 68.500 creados en Cataluña y los 68.200 de Andalucía, se concluye que dos de cada tres nuevos puestos de trabajo vieron la luz en estas tres autonomías.

Igualmente, si se atiende a la nacionalidad de los nuevos ocupados en España se observa que mientras el número total ha crecido un 1,8 por ciento, los de nacionalidad española lo hicieron la mitad, un 0,9 por ciento, frente al 8,8 del colectivo inmigrante, que captaron casi seis de cada diez nuevos puestos de trabajo.

El caso general, que incluye a diez autonomías, es el incremento del número de ocupados españoles e inmigrantes. En Castilla y León, el peso de ocupados entre la población que procede del exterior es del 7,2 por ciento, un porcentaje bajo en relación a Baleares (22,6 por ciento) o Canarias (19,5).

Formación

Andalucía y Extremadura son las únicas regiones en donde se registró creación de empleo en los cuatro niveles de formación en los últimos doce meses: Primaria, Secundaria en primera etapa, Secundaria en segunda; y Superior. Solo cinco comunidades replican el caso general, con caída del empleo entre las personas con educación primaria e incremento en las restantes tres categorías: Aragón, Cantabria, Cataluña, Murcia y Navarra.

En todo caso, los datos ratifican la importancia clave de la formación a la hora de encontrar empleo: el número de ocupados con formación superior ha tenido un incremento interanual en 16 autonomías (todas menos Asturias). En cambio, el de aquellos con educación primaria solo ha crecido en cinco.

En el tercer trimestre, el grupo de personas ocupadas con formación superior ha tenido sus incrementos más amplios en Canarias (ocho por ciento interanual) y precisamente Castilla y León (7,4 por ciento). Así, un 42,6 por ciento del total de ocupados de la Comunidad cuenta con estudios superiores; un 24,5, con Secundaria de segunda etapa; un 28 por ciento, de primera etapa; y un cinco por ciento de los empleos actuales en Castilla y León los ocupan trabajadores con estudios primarios.