Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Unidad y disciplina

Patricia Martín
-
Unidad y disciplina - Foto: Rosa Blanco

'Los diez lugares' de José María Martínez Ferrer, director de la Academia de Artillería.

José María Martínez Ferrer (Madrid, 1966) es desde 2016 el coronel director de la Academia de Artillería de Segovia, además de Inspector del Arma de Artillería y Comandante Militar de Segovia.  Pertenece a la 277 Promoción del arma de Artillería, correspondiente a la XLIV Promoción de la Academia General Militar. A lo largo de su trayectoria profesional ha estado destinado en numerosas unidades militares, en Pontevedra, Cádiz o Madrid, asís como  varias misiones en el extranjero en los Balcanes.

1. La Academia de Artillería. El lugar donde trabaja, donde ha vivido estos últimos tres años y recordado cuando fue interno de cadete (1986-88). Un privilegio estar cada día en un edificio histórico, con zonas tan bellas y bien preservadas como el claustro del antiguo convento de San Francisco o la Biblioteca, junto a elementos del siglo XXI, como el simulador de fuegos. Para los artilleros es rememorar a todos los alumnos del Real Colegio desde 1764 en la Galería de promociones. Un entorno clásico y lleno de tradición pero que no es un mero museo sino un Centro de Enseñanza vivo, activo y con la alegría que le prestan los jóvenes alumnos que se convertirán en los futuros Tenientes y Sargentos.

2. La Alameda del Eresma. Nada más relajante que dar un paseo por la orilla del Eresma, sobre todo en buena compañía, con su mujer, Yolanda, y mi perrita ‘Queen’, con unas maravillosas vistas de Segovia y una tranquilidad total a apenas cinco minutos del centro de la ciudad.

3. La Calle Real. Unos cientos de metros, una delicia al pasear distraídamente y contemplar sin prisa sus maravillas, empezando desde el Azoguejo, con el Acueducto que no deja de impresionarle cada vez que pasa cerca; las vistas a la sierra del mirador de la Canaleja; la entrañable Casa de los Picos, la Escuela de Arte y Superior de Diseño, donde tantas veces ha esperado a Yolanda; la plaza de Medina del Campo, con el sorprendente Juan Bravo, el Torreón de Lozoya, las sirenas y San Martín; y al final, la Plaza Mayor, a la sombra de la Catedral, el Juan Bravo y San Miguel. 

4. La Librería El Torreón de Rueda. Casi escondida a la espalda de la Calle Real y llena de tesoros. Se pasaría horas en su interior descubriendo libros antiguos y usados, una afición de toda la vida. 

5. Santa Eulalia. Por sus calles va y viene cotidianamente. La Academia ha desarrollado con el barrio muy estrechos, en particular con la Hermandad de Ntra. Sra. de la Soledad Dolorosa. Recorrer las calles del barrio, el Martes Santo, con la imagen del Cristo de la Esperanza es una experiencia«inolvidable».

6. El Alcázar. Por muchas veces que lo veas siempre hay algo distinto. Tras haber sido tres año su Alcaide no ha podido recorrer hasta el último rincón. Además de las espléndidas zonas visitables, la zona de los legajos de los expedientes personales que se custodian en el Archivo General Militar, los jardines al norte y al sur del monumento, los desvanes, el foso, y tantos otros lugares. «Formar parte de todo esto es algo maravilloso», resume.

7. Bar AlmaNostra. Más allá de las polémicas, Roberto y Gabriel consiguieron crear un ambiente muy especial y agradable, en el que se sentía muy bien. Les desea lo mejor porque vayan donde vayan, triunfarán.

8. SanQuirce. Muchas tardes de conferencias y eventos en un lugar muy segoviano con vocación cosmopolita, que entronca con el loable esfuerzo de la Universidad Popular, de la que secelebra su centenario, que quiso una Segovia más moderna y mejor formada en una España mejor. Y sus académicos porque es «un privilegio escucharles y estar en su compañía».

9. Pedraza. Difícil escoger entre tantos, tan diferentes y tan hermosos lugares pero se llevará en su memoria y corazón el Concierto de las Velas, en julio, en la explanada del castillo, escuchando la obertura de 1812 de Chaikovski, con las campanas de la iglesia de la villa tocando y las salvas de las piezas servidas por los artilleros de la Academia acompañando la música; verdaderamente emocionante.

10. Ruinas del Monasterio de Sta. María, en Collado Hermoso. Una pequeña maravilla que descubri, estas ruinas medievales, algo restauradas eso sí con aciert y en entornos naturales muy evocadores.