Expedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XX

DS
-

El Archivo Histórico Provincial los expone como 'Tesoro oculto del mes' hasta el próximo 7 de enero

Expedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XX

El Archivo Histórico Provincial de Segovia, centro dependiente de la Junta de Castilla y León, seleccionó como ‘Tesoro oculto’ de diciembre una serie de expedientes que pertenecieron a maestros y docentes del siglo XX. Concretamente son tres informes, dos sobre profesores y uno de un empleado público de un centro de enseñanza, fechados entre 1903 y 1984.

Desde el Archivo Histórico recordaron que la España de 1900 se encontraba en shock como consecuencia del Desastre del 98 y con mucho retraso respecto a otras naciones europeas se crea un Ministerio para ocuparse de la educación que, en ese momento, se encontraba entre las peores del viejo continente, con tasas de analfabetismo que rondaban el 50 ciento.

El Ministerio de Instrucción Pública tenía como objetivo la creación de escuelas, el cuidado de las existentes, la retribución a los maestros con salarios normalizados, que hasta entonces habían estado a cargo de los ayuntamientos, con sueldos dispares, y la planificación de la enseñanza con criterios profesionales y normalizados en todo el país.

Expedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XXExpedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XX

El Archivo Histórico custodia los expedientes de docentes que ejercieron en Segovia, aproximadamente desde 1890 hasta 1999, cuando la competencias educativas pasaron a la Comunidad, con alrededor de 4.000 informes almacenados en más de 300 cajas, con documentos como las llamadas ‘Hojas de Servicios’, con los lugares de desempeño de las funciones, fechas y anotaciones relativas a menciones, premios o sanciones administrativas y políticas, “muy relevantes durante los primeros años del Régimen de Franco.

Muchos de estas docentes ejercieron su labor en escuelas de municipios que ya no existen, lo que pone de manifiesto los cambios que ha sufrido la provincia desde esa época hasta la actualidad. Como ejemplos de esta parte ‘oculta’ del Archivo se pueden ver expedientes docentes de diferentes épocas históricas.

El primer protagonista en don Valentín de Diego Sanz, que fue maestro desde 1903 en diversos pueblos de la provincia. Comenzó su carrera en San Pedro de Gaíllos, con un sueldo de 312,50 pesetas al año, después estuvo en Villovela de Pirón desde 1920, donde ganaba 2.000 pesetas, y cesó por incapacidad física en 1926 en la Escuela de Escobar de Polendos.

Expedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XXExpedientes de profesores de Segovia de todo el siglo XX

Otro de los maestros fue don Mariano Díez Velasco, que comenzó su docencia en 1884, en la escuela de Fuentepiñel, con un sueldo de 350 pesetas anuales, y se le vuelve a encontrar en 1929 en Vegafría, ganando 3.000 pesetas, un sueldo regular para la época que le permitía vivir sin problema pero sin lujo de ningún tipo.

Distintas profesiones. Como consecuencia de actuaciones de las Comisiones Locales de Educación de cada municipio y de la propia Comisión Provincial, aparecen los nombres de los vecinos o de los empleados públicos como bedeles, secretarios, administrativos…, también cargos políticos más o menos relevantes y, en algunos casos , hasta los propios alumnos.

El Archivo tambien atesora expedientes de personal auxiliar y de oficios en los centros de enseñanza. A modo de homenaje se muestra el informe de don Emilio Domingo Pajares, portero mayor de segunda clase de Ministerios Civiles, y que cursó toda su carrera profesional en el que fue el Instituto de Bachillerato, hoy conocido como IES ‘Andrés Laguna’, donde se jubiló en 1984 y a quien aún muchos segovianos recuerdan.

Este centro dependiente de la Junta de Castilla y León guarda documentación acreditativa de requisitos para la toma de posesión, como títulos oficiales, expedidos por la Universidad Literaria de Valladolid, la Escuela de Magisterio de Segovia o la Universidad Central de Madrid, predecesora de la actual UCM, con expedientes académicos, declaraciones juradas, certificaciones de situación política, militares, religiosas y académicas. Así como gran cantidad de informes de carácter personal relacionados con las carreras profesionales de los profesores: solicitudes de reconocimiento de antigüedad, traslado, ascensos, mejora de condiciones personales o de la escuela.

Como curiosidad, argumentaron desde el propio archivo, se puede destacar que en algunos casos los expedienten vienen acompañados de fotografías, que sirven como muestra de la moda o la estética personal de la época, además de tener un gran valor para el estudio de la historia de la fotografía en España. El ‘Tesoro Oculto’ de diciembre se puede conocer hasta el 7 de enero, en horario de 9.00 a 14.00 horas de lunes a viernes hábiles, y de 16.30 a 19.00 horas, lunes y martes.