scorecardresearch

Almeida salva las Cuentas del Ayuntamiento sin Vox

Agencias
-

El alcalde popular saca adelante las partidas de 2022 con el apoyo del Grupo Mixto, que es una escisión de Más Madrid, y la mediación de Ciudadanos

El primer edil de la capital de España - Foto: Isabel Infantes (EP)

Tras el plante de Vox, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), consiguió ayer un acuerdo con los cuatro exconcejales de Más Madrid -que fundaron Recupera Madrid- para salvar los Presupuestos de 2022.

Entre las medidas del pacto figuran nombrar a la escritora recientemente fallecida Almudena Grandes hija predilecta de la ciudad, que los autobuses municipales sean gratis cuando haya altos niveles de contaminación, la fiscalidad del IBI y aumentar las ayudas a los colectivos LGTBI.

Recupera Madrid, que ya apoyó la modificación de la ordenanza de movilidad sostenible del Gobierno de PP y Cs, venía ofreciéndose a pactar las Cuentas con el dirigente popular desde que la Junta de Gobierno aprobó el anteproyecto de las partidas, aunque durante semanas el regidor popular sostuvo a Vox como socio preferente.

El acuerdo con estos concejales que formaron el Grupo Mixto -próximos a Manuela Carmena- ha sido fuertemente criticado por Más Madrid y PSOE, mientras que Vox guarda de momento silencio.

Almeida consideró que se trata de unos «muy buenos Presupuestos» para la ciudad y «continuistas» respecto a las políticas implementadas por el Ejecutivo, porque «sigue habiendo una política de incentivos fiscales», se sigue «cumpliendo el compromiso de bajar el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI)» y no se suben tasas.

«Simplemente transmitir este mensaje a los madrileños: satisfacción porque son los Presupuestos que necesita la ciudad de Madrid; orgullo de un equipo de Gobierno que no se encierra con nadie sino que se abre al conjunto de los madrileños y que tenemos la capacidad de pactar con quien haga falta desde el punto de vista de lo que sea mejor para los madrileños. Nuestro único pacto real es con el conjunto de los madrileños», subrayó el político conservador.

Por su parte, la vicealcaldesa Begoña Villacís, de Ciudadanos, reconoció los obstáculos con los que se encontró el Gobierno de coalición al presentar las partidas, criticando la actitud de los de Abascal: «Lamentablemente, vivimos en un momento político en el que el no es no cotiza al alza. La frase lapidaria cotiza al alza, y gran parte del trabajo político muchas veces se queda en meros testimonios y meras gamberradas en otras ocasiones. Es política que no siente a los ciudadanos, que es totalmente inútil, que es totalmente estéril, porque el no es no no da de comer a los vecinos».

Mientras, la portavoz del Grupo Mixto, Marta Higueras, agradeció en especial el «liderazgo» de la dirigente liberal para que se fraguara un acuerdo «histórico» que acaba con «la violencia institucional que impone Vox» en ámbitos como la violencia machista o el colectivo LGTBI. «Hemos afrontado la negociación con el espíritu de evitar la prórroga de unos Presupuestos que estaban diseñados para Vox. Estas nuevas partidas, a nuestro juicio, lo sacan de Madrid», recalcó la política progresista.

Horas después, el concejal de Recupera Madrid Felipe Llamas presentó su renuncia al acta. «Almeida y su Gobierno han estado mes y medio suplicando a Vox y buscando, por tanto, el apoyo de la extrema derecha para aprobarlo», recalcó.

Desde Más Madrid fueron muy duros con sus antiguos compañeros. Así, su portavoz Miguel Montejo cuestionó que las Cuentas saldrán adelante gracias «al grupo comodín que inventó Almeida».