Fin de semana con calor casi de récord

Nacho Sáez
-
Una joven es atendida en la Calle Real tras recibir un golpe de una persiana arrancada por el viento. - Foto: Rosa Blanco

Las temperaturas máximas se acercarán a hitos históricos en Segovia, donde el viento también ha querido ser protagonista.

Por cinco céntimos, productos o propuestas de ocio que incluirías en un kit de supervivencia para el calor este fin de semana: un ventilador, una jornada de piscina y chiringuito, una gorra, crema solar, unas bermudas, el último capítulo de ‘Los Serrano’ –para quedarte frío–, una escapada a alguna casa rural en la sierra... Al cierre de esta edición, Segovia se encontraba en aviso naranja dentro de la primera ola de calor del verano, que no cesará al menos hasta este domingo. Un escenario de temperaturas máximas  que no bajarán de los 36 grados y mínimas que no lo harán de los 20, que obliga a todos a extremar al máximo la precaución.
Este episodio ha llegado, además, acompañado de un invitado inesperado. Según informó Emergencias 112 Castilla y León, el viento provocó este jueves más de una decena de incidentes en Segovia. La mayoría estaban relacionados con caídas de árboles, pero también tuvieron que ser atendidas dos mujeres con heridas tras desprenderse una persiana en un edificio de la Calle Real por culpa de las rachas de viento. Casi al mismo tiempo, los efectos del temporal se dejaban notar en varias zonas de la ciudad, como la Carretera de Arévalo, donde un árbol cayó a la carretera sin causar heridos. Ante esta situación, el Alcázar tomó la decisión de cerrar las puertas de la plaza de la Reina Victoria Eugenia y de la propia fortaleza por motivos de seguridad, y el Ayuntamiento cortó al paso el Valle del Clamores, la Alameda del Parral y el Parque del Cementerio así como recomendó –a través de mensajes en sus redes sociales– no transitar por jardines o zonas arboladas y alejarse de estructuras que pudieran ser derribadas por el viento.
Las rachas llegaron a alcanzar 91 kilómetros por hora en Segovia y 127 en La Pinilla, récord histórico en un mes de junio, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Puede que no sea el único registro que se supere este fin de semana. Las temperaturas máximas y mínimas se han disparado en esta ola de calor hasta acercarse a hitos de hace varias décadas. En Segovia, la Aemet ha pronosticado que este viernes y sábado el mercurio llegará a los 37 grados. En este caso, el récord del mes de junio data del 29 de junio de 1950 (38 grados) y el histórico, del 16 de julio de 1920 (39,7).
Para prevenir los efectos indeseados por las altas temperaturas, la Junta de Castilla y León ha transmitido una serie de recomendaciones que deben ser especialmente revisadas por la población en riesgo, según informa Ical. La exposición a temperaturas elevadas produce efectos directos sobre el organismo, desde ligeras molestias al golpe de calor que puede evolucionar a un coma e incluso ocasionar la muerte. También puede producir descompensaciones de las enfermedades crónicas, como las cardiovasculares o las renales, empeorando el pronóstico de las mismas. Una temperatura muy elevada produce pérdida de agua y electrolitos que son necesarios para el normal funcionamiento de los diferentes órganos.  
El impacto de la exposición al calor excesivo está influido por el envejecimiento fisiológico y las enfermedades subyacentes. Para que este fin de semana no se complique, lo mejor es seguir los consejos de las autoridades sanitarias.