scorecardresearch

Huercasa se suma al proyecto 'Ebro Food Valley'

Ical
-

Pretende la modernización y digitalización del sector agroalimentario y aspira a captar fondos europeos.

El presidente de Huercasa, Félix Moracho. - Foto: DS

Una docena de empresas del sector agroalimentario español, entre las que se encuentra la segoviana Huercasa, ha puesto en marcha el proyecto 'Ebro Food Valley', liderado por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) para la modernización y transformación digital y sostenible del sector en España. Apoyado por los gobiernos de Navarra, La Rioja y Aragón, está integrado inicialmente por las empresas Huercasa 5ªGama; Grupo Empresarial Palacios Alimentación; Conservas Cidacos; Conservas Lazaya Frutas y Dulces; Dulces y conservas Helios;, General Mills; Grupo AN; Grupo Cofrico; Grupo Empresarial Florette Ibérica; Iberfruta; Muerza; Nulab y Viuda de Cayo, además del CNTA.

‘Ebro Food Valley’ aspira a captar fondos dentro del programa de recuperación europeo ‘Next Generation’ para transformar el sector agroalimentario y hacerlo más competitivo, más moderno, más digital, con mayor actividad de I+D, más sostenible y más resiliente. "Esta transformación permitirá conseguir un Sistema Alimentario Neutro de Carbono para 2050 capaz de suministrar alimentos saludables, seguros, innovadores, sostenibles y accesibles a toda la creciente población, en línea con la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ de la UE, a la vez que se consigue un sector más competitivo", han subrayado los promotores.

Estos presentaron un Manifiesto de Interés al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en el marco del Programa de Impulso de Proyectos Tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial para su calificación como PERTE. Con una inversión inicial de más de 300 millones de euros, se estima un efecto multiplicador de 5,15 veces en ingresos adicionales, lo que se traduce en más de 1.000 millones de ventas adicionales para las empresas participantes y la creación de más de 600 nuevos puestos de trabajo.

La lista de empresas participantes va a ampliarse en los próximos días ya que el proyecto tiene vocación de impactar en el conjunto de la industria alimentaria. El modelo está basado en cinco palancas que impactan en toda la cadena de valor del sector: producción primaria sostenible a través de nuevas soluciones tecnológicas y digitales; garantía de suministro de alimentos sanos, seguros, sostenibles y accesibles mediante el desarrollo de innovaciones en la composición nutricional de los alimentos, así como en los procesos de producción, envasado, transporte, publicidad y comercialización; la modernización y digitalización de la cadena de valor evolucionando hacia la llamada industria 5.0.; el uso eficiente de recursos mediante la aplicación de diferentes medidas que contribuyen a la reducción de la huella ecológica; y la economía circular, reducción y reutilización de residuos.

El proyecto también contempla la creación de un HUB de Innovación y Transformación que permita alcanzar una mayor relevancia y aplicación de los resultados conseguidos en la economía y la sociedad. El objetivo es garantizar que los aprendizajes llegan realmente al mercado. De ahí que un 30 por ciento de la inversión se destine al centro de operaciones de innovación y transformación.