Expertos en grandes celebraciones

Patricia Martín
-
Expertos en grandes celebraciones - Foto: Rosa Blanco

'El fogón' de Sofía Antúnez y Raquel Georgieva, del Hotel Santana.

E l Santana Hotel Restaurante cumplirá este 2019 su décimo aniversario. Los hermanos Arranz, conocidos por el mítico bar Santana, en la calle de los bares de la capital, pusieron en marcha en Parque Robledo, junto a la carretera de La Granja, este importante proyecto hotelero y hostelero que ha centrado su actividad en la celebración de todo tipo de eventos. 
Cuenta con cuatro comedores con una capacidad total de unas 600 personas, ya que se dividen en espacios de 300 comensales, el más grande; 250, 100 y 50 personas. Un fin de semana como éste del mes de marzo darán servicio a medio millar de clientes y son “todos grupos concertados”, explica Quique Arranz. El Santana Hotel Restaurante es un espacio concebido para congresos, encuentros empresariales y las más variadas celebraciones, bautizos, comuniones, bodas o jubilaciones.
Durante todo el año, siempre  hay mucha actividad, acogiendo actos y eventos de temática muy variada. En el Santana Hotel hacen campeonatos de mus, festivales de músicas y ferias de todo tipo de temáticas.
manos expertas. Para lograr que todo funcione como un reloj, como una máquina bien engrasada, los hermanos Arranz cuentan  con el buen saber y experiencia de la española Sofía Antúnez y la búlgara Raquel Georgieva, las dos jefas de cocina que se reparten el trabajo y preparan todo tipo de menús y platos, con la complicidad de sus dos ayudantes. Una buena planificación es clave para que cada servicio salga la perfección, sobre todo, cuando en los días en los que tienen un gran volumen de reservas. Al frente de los fogones la seguridad de Sofía y Raquel, con cuidadas recetas. En el Santana Hotel Restaurante trabajan de forma fija alrededor de quince personas, recuerda Quique Arranz, a los que se suman unos  doce eventuales. A los propietarios del Santana les gusta remarcar la calidad de su restaurante y de su cocina dispuesta a conquistar a los paladares más exquisitos. La combinación perfecta con los ingredientes; buena comida, buena compañía y un gran ambiente. 
vamos de menú. El pueblo de los hermanos Arranz da nombre al menú Mudrián, cuyo protagonista es producto clave en esta localidad y para esta familia hostelera: los parros. Este menú es “la especialidad de la casa”, que hay que reservar con 48 horas de antelación y para un mínimo de dos personas, con ensalada de la huerta segoviana al centro, parro de Mudrián (pato).  Todos los menús, cuyos detalles y precios, se pueden leer en la web del Santana Hotel Restaurante hay que pedirlos con antelación. Así los comensales pueden optar por el menú segoviano, que incluye judiones de la Granja, cochinillo asado al estilo tradicional con ensalada de la casa, o el menú de lechazo, para un mínimo de cuatro personas, con entrantes al centro de surtido de ibéricos, con jamón, lomo y chorizo, queso curado segoviano y croquetitas variadas. De segundo, lechazo asado Marca de Garantía y ensalada clásica. Sin olvidar, su menú de cocido completo.