Una vivienda para avanzar hacia la integración de Amanecer

D.S.
-
Una vivienda para avanzar hacia la integración de Amanecer

La Junta de Castilla y León cede una vivienda a la asociación 'Amanecer' en el barrio de Nueva Segovia para avanzar hacia la integración de los enfermos mentales de este colectivo.

El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier-López Escobar, y la presidenta de la Asociación Segoviana de Personas con Enfermedad Mental, Familiares y Amigos ‘Amanecer’, Rosario Martín, han firmado esta mañana, en la sede de la Delegación Territorial y ante notario, las escrituras que formalizan la cesión gratuita de una vivienda en el barrio de Nueva Segovia y propiedad de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para el uso de esta entidad segoviana de interés social.

Entre los fines de la asociación está facilitar la inclusión de las personas con enfermedad mental en todos los ámbitos de su vida. En particular, la vivienda se considera un recurso fundamental para lograr una adecuada integración, ya que permite a sus beneficiarios alcanzar unas mayores cotas de autonomía personal. Como ha destacado el delegado territorial, con esta cesión “se contribuye a facilitar la integración de las personas que por tener algún tipo de discapacidad tienen más dificultades a la hora de desenvolverse de forma autónoma e independiente”.

La vivienda cedida a ‘Amanecer’ se sitúa en el número 2 de la Plaza Bécquer de la capital, y pertenece al grupo de viviendas de protección oficial de promoción pública ‘Los Miradores’. El uso al que se destina el inmueble es el de vivienda tutelada para personas con enfermedad mental y cuenta con una superficie útil de 79,37 metros cuadrados distribuidos en vestíbulo, zona de paso, tres dormitorios, cocina con tendedero, baño y salón comedor. Tiene además, como anejo inseparable, una plaza de garaje situada en la planta baja semisótano, con una superficie de 22 metros cuadrados. Su valor es de 71.150,41 euros.

La cesión gratuita del inmueble ha sido acordada por Orden del consejero de Fomento y Medio Ambiente y se realiza por un período de diez años, que puede prorrogarse hasta un máximo de veinte años previo acuerdo y a condición de que se mantenga el uso al que se destina. La asociación beneficiaria asume los gastos de la comunidad de vecinos, el coste de mantenimiento y de los servicios que consuman y el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles como usufructuaria de la vivienda.