El AVE y las autovías acaparan 8 de cada 10 euros del Estado

David Alonso
-
Obras ferroviarias en la Comunidad - Foto: Jesús J. Matías

Las cuentas estatales sitúan a la Comunidad como la quinta que más recibe con casi 1.100 millones, que acaparan la Alta Velocidad hacia Galicía y País Vasco y la ejecución de las carreteras de alta capacidad

Carreteras y Alta Velocidad. Castilla y León vuelve a vivir otro ‘día de la Marmota’ a cuenta de los Presupuestos Generales del Estado, donde las infraestructuras viales y ferroviarias volverán a acaparar ocho de cada diez euros de los casi 1.100 millones que el Estado destinará a inversiones en la Comunidad, según el proyecto de PGE presentado ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso de los Diputados. En total, carreteras y ferrocarriles centrarán más de 800 millones del gasto que el Gobierno de España tiene pensado ejecutar en la región durante este año, en el caso de que las cuentas públicas salgan adelante. En total, los prepuestos presentados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez suponen un repunte en la inversión del nueve por ciento respecto a las últimas cuentas de Mariano Rajoy, aunque la región cae de la cuarta a la quinta posición en la captación global de fondos estatales, solo superada por Andalucía, Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana, recibiendo el 6,5 por ciento de los casi 17.000 millones aprobados para inversiones. 
Una vez más, el despliegue de la Alta Velocidad con destino a las  comunidades vecinas del norte vuelve a recibir la mayor dotación económica por parte del Estado y sus entes públicos, que en el último lustro ya supera los 3.600 millones de gasto en Castilla y León en materia ferroviaria. Adif-AV, la sociedad estatal encargada de estas redes, afrontará su mayor inversión en Zamora, con más de 167 millones para el tramo entre la capital y Orense, a los que se sumarán otros 33,4 para las obras del Túnel de Padornelo, y  24 millones para diferentes actuaciones por parte de Seittsa. En total, 224 millones para la línea Madrid-Galicia, con el objetivo de que en el año 2025 esté terminada la conexión entre la meseta y la comunidad gallega. 
Por otra parte, conseguir que el AVE salte a Asturias recibirá otro empujón con casi 112 millones de euros, de los que 42,9, estarán destinados a la interminable Variante de Pajares. Al otro lado del mapa, en la línea de Alta Velocidad que unirá Valladolid con Burgos para después conectar con la ‘Y’vasca, se acometerán inversiones por valor de 27 millones de euros.
Crece el gasto vial.

Mientras se concluye la vertebración ferroviaria de la alta velocidad a su paso por Castilla y León, las autovías que deben hacer lo propio por carretera siguen avanzando, y para este año elGobierno estima unas inversiones viales cercanas a los 400 millones de euros entre la Dirección General de Carreteras y Seittsa, un 30 por ciento más que en 2018. Un desembolso que se sitúa como el más elevado del último lustro, donde la media apenas había llegado a los 300 millones. Este repunte del gasto vial tiene como ‘culpable’ a la Autovía del Duero (A-11), que recibirá 75 millones de euros, casi el 20 por ciento de la inversión en carretera, con el objetivo de proseguir con el ‘cinturón viario’ que conectará Soria con Zamora a través de Valladolid. Dentro de la vía, el tramo entre Venta Nueva y Santiueste, con 26,2 millones, y Santa Estebán de Gormaz y la Variante de Langa, con 18,1, receptarán casi la mitad de los fondos. 
La Autovía del Camino de Santiago (A-12) recibirá otros 30 millones de inversión, la práctica totalidad para el tramo entre Ibeas de Juarros y Burgos. La tercera gran obra recaerá en la A-73 (Burgos-Aguilar de Campoo), con más de 24 millones para el tramo Pedrosa-Bascones de Valdavia.