Inglaterra no consigue avances sobre el Brexit con la UE

Europa Press
-

El gobierno de Boris Jhonson realiza la primera ronda de contactos para negociar la salida del país británico de Bruselas para que la economía del país no se vea gravemente afectada

Inglaterra no consigue avances sobre el Brexit con la UE - Foto: NEIL HALL

Los primeros contactos que han mantenido los equipos negociadores de la UE y Reino Unido sobre el Brexit en Bruselas han concluido sin avances hoy. Ambas partes se han limitado a defender sus posiciones respectivas de base y se ha acordado continuar los contactos. 
El nuevo negociador británico para el Brexit, David Frost, se desplazó este miércoles y jueves a la capital belga para mantener sendas reuniones con la jefa de gabinete del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, Clara Mártinez Alberola, este miércoles, mientras que hoy se ha visto con la secretaria general en funciones de la Comisión Europea, Ilze Junhansone, y la directora del equipo negociador del Brexit de la UE, Stephanie Riso. 
"Ambas partes han reiterado sus posiciones", ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, que ha subrayado que definido las reuniones como "de toma de contacto". "Es una práctica normal recibir a los nuevos sherpas", ha recalcado. 
"El acuerdo de retirada no está abierto a la renegociación, aunque estamos abiertos a trabajar en la Declaración Política (sobre el futuro de las relaciones) si Reino Unido lo desea", ha precisado la portavoz comunitaria, que ha insistido en que la parte europea se ha limitado a reiterar "la posición ya conocida de la UE en consonancia con las directrices del Consejo Europeo". 

Frost ha explicado por su parte la posición británica de que "Reino Unido se irá de la UE el 31 de octubre, con independencia de las circunstancias", es decir con o sin acuerdo, en línea con la posición "definida por el primer ministro", Boris Johnson, según un portavoz del Gobierno británico al término de las "breves reuniones de toma de contacto" que ha mantenido el jefe negociador británico para el Brexit. 
El Gobierno de Boris Johnson no despeja por ahora si contempla presentar a la parte europea nuevas propuestas alternativas a la salvaguarda para la frontera entre Irlanda y Ulster contenida en el Acuerdo de Retirada negociado con el anterior Gobierno de Theresa May para evitar la vuelta a una frontera rígida en la isla, cuya eliminación reclama el nuevo Ejecutivo británico porque el Acuerdo de Retirada en su redacción actual ha sido rechazado tres veces ya por el Parlamento británico. 
"Es un desafío conjunto. Lo primero que tenemos que tener es una conversación sobre el backstop y por ahora la posición de la UE es que no tienen mandato para negociar sobre esto. Esto dificulta tener negociaciones (...) La posición fundamental de Reino Unido es que hay que resolver las cuestiones de la frontera norirlandesa en el marco de la futura relación", han precisado fuentes diplomáticas. 
La parte europea ha vuelto a rechazar la posibilidad de que la UE acepte negociar miniacuerdos con Londres en caso de un Brexit caótico para mitigar el impacto negativo en sectores clave. 
"En nuestra planificación de contingencia (para hacer frente a un Brexit caótico), todas las medidas que hemos establecido son unilaterales, no son negociables. Esta es la posición de la UE", ha zanjado Andreeva. 
Con todo, ambas partes han quedado en continuar los contactos. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro británico tendrán "una oportunidad" para verse "como muy tarde" en los márgenes de la cumbre del G7 en Biarritz a finales de agosto, ha explicado Andreeva. 
La Comisión Europea rechaza especular sobre la posibilidad de que haya nuevas elecciones en Reino Unido y asume hoy por hoy como "hipótesis de trabajo" que "Reino Unido se va de la UE el 31 de octubre" y no se descarta la celebración de una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la UE "a principios de septiembre", según han avanzado a Europa Press fuentes diplomáticas. 
La nueva presidenta electa, Ursula von der Leyen, ha abierto la puerta a un nuevo aplazamiento del Brexit si hay "una buena razón" para ello.