Los grandes retos de la banca

SPC - Agencias
-
Los grandes retos de la banca - Foto: NicoElNino

El sector crediticio vive una época de cambios debido a la irrupción de nuevas tecnologías, con el precio del dinero en negativo reduciendo sus beneficios, con las grandes firmas como Google, Facebook o PayPal intentando entrar en sus negegocios

El avance de la tecnología y los nuevos modelos de negocio tendrán un importante impacto en las actuaciones de la banca en 2019. Estas son las 10 tendencias y retos en las que operan inversores particulares y pymes en este nuevo escenario, según un análisis de la consultora Capgemini.

 

PELIGRO DE LAS TECNOLÓGICAS
La entrada de las BigTech, aunque se está produciendo lentamente, persiste como amenaza para la banca. De hecho, un 45,8% de los directivos del sector las percibe como una fuerza disruptiva. En 2019, firmas como Google o Facebook no lanzarán sus bancos, si bien comienzan a posicionarse en el negocio tradicional.
Por ejemplo, en el caso de Paypal, su línea de crédito tiene incentivos «atractivos» que reducen la necesidad de los clientes de acudir a la banca comercial para pedir créditos.
El 37,5% de los directivos del sector financiero internacional considera que las BigTech contribuirán al ecosistema bancario en el 2020.

 

BANCA ABIERTA

La digitalización se reflejará en 2019 en la profundización en los modelos de open banking gracias al uso de la tecnologías abiertas que permiten a los desarrolladores externos crear aplicaciones y servicios alrededor de las entidades.
La regulación y la necesidad de colaborar con las FinTech permitirán una amplia variedad de servicios más innovadores y cercanos, que estarán disponibles en forma de aplicaciones alojadas en sus plataformas.

 

SOLUCIONES EN LA NUBE

El auge de la nube, para ganar eficiencia operativa y agilidad en productos y servicios, marcará las actuaciones de la banca comercial con el visto bueno de las autoridades reguladoras.
Los modelos como el Software as a Service (SaaS) seguirán calando para afrontar las nuevas arquitecturas de software y gestión de datos.
 

NUEVOS MODELOS OPERATIVOS
La emergencia de nuevos modelos operativos y de negocio es uno de los retos a los que se enfrenta la banca minorista. El dinamismo del sector supone que los ingresos o márgenes de las entidades puedan disminuir si no impulsan ya una transformación de procesos y áreas de negocio.
Entre los principales retos relacionados con las nuevas fórmulas los bancos deben impulsar los ingresos por servicios no bancarios, monetizar el uso de las API y la automatización de sistemas para ahorrar costes.
 

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

El año 2019 trae una aceleración generalizada de los esfuerzos en transformación virtual en áreas como la experiencia digital del usuario o la automatización de algunas tareas de oficina. Este cambio hacia está impulsado en parte por la transformación de la experiencia de los clientes que cada vez acceden más a la banca a través de las aplicaciones móviles.

 

'BLOCKCHAIN'

La industria financiera impulsará una mayor investigación y aplicación de la tecnología blockchain, especialmente en áreas de gestión de riesgos, detección del fraude e implantación de requisitos Know Your Customer (KYC).
Los especialistas creen que esta tecnología de cadenas de bloques será especialmente significativa para la contabilidad distribuida.

 

ASISTENTES DE VOZ

Los asistentes de voz se consolidan claramente como un nuevo canal para la banca, y las entidades profundizarán en su sofisticación y maduración.
Algunos grandes bancos como Bank of America o Barclays ya permiten la interacción gracias a asistentes de voz como Alexa o Siri para hacer pagos o comprobar movimientos.
 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Las entidades seguirán apostando por la inteligencia artificial para conocer mejor al cliente y ahondar en una mayor personalización de los servicios.
En este sentido, el uso de tecnologías como los chatbots, los asistentes de voz, sistemas de identificación y de biométrica, entre otros, permitirá un gran ahorro en costes operativos estimados del 20% en 2030.
 

'BANCA INVISIBLE'

El 2019 trae el auge de la banca invisible, ya que los bancos integran cada vez más sus servicios financieros en la vida de los clientes gracias a la tecnología.
El sector será «más imperceptible que nunca» en el día a día, pues estará embebido en otros servicios, como ocurre ya en los medios de pago.
 

CIBERSEGURIDAD

Por último, este año se espera que los bancos pongan mayores esfuerzos en infraestructuras y medidas de ciberseguridad parar proteger la información sensible de las cuentas de sus clientes.
Garantizar la seguridad de los datos y operaciones ante los mayores riesgos de ciberamenazas, tanto en frecuencia como en tipología, es uno de los mayores desafíos del sector.