La Virgen desciende del Acueducto

ICAL
-

El desmontaje y bajada de la imagen de la Virgen del Acueducto de Segovia resulta "más sencillo" de lo esperado. La escultura de 1.200 kilos de peso y 1,6 metros de altura será restaurada por la empresa segoviana Restaurograma Hispania

Una grúa retira la Virgen protegida en una caja. - Foto: Nacho Valverde Ical

La concejala de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos, remarcó hoy que la operación de desmontaje y bajada de la escultura de la Virgen del Acueducto “ha salido todo muy bien” y ha sido “más sencillo de lo que presumíamos”. De Santos explicó que la talla no estaba anclada al fondo de la hornacina sino que estaba sujeta “únicamente” en la base de mortero que tenía a los pies y era “el peso de la imagen” lo que le daba estabilidad, con sus 1.200 kilos y una altura de 1,6 metros.

Claudia de Santos argumentó que las labores de extracción eran las más delicadas a priori pero finalmente fueron “sustancialmente más fáciles”. Durante de jornada de ayer, la talla de la Virgen se extrajo de la hornacina, situada a 23 metros de altura, y se procedió a protegerla “envolviéndola en su totalidad con materiales que eviten el mínimo riesgo”, porque la imagen, en unas zonas más que en otras, está “muy erosionada y deteriorada”.

El siguiente paso fue colocar la escultura en un embalaje de madera de protección. Antes de bajar la talla, con una gran grúa, se procedió a retirar el polipasto y el resto de las herramientas que hicieron posible la extracción de la escultura y “con un brazo de mayor longitud” se realizaron las maniobras para hacer descender el cajón, con la Virgen en su interior, hasta el suelo, en la plaza del Azoguejo, y “desde allí ser trasladada al taller” de la empresa segoviana Restaurograma Hispania, en calle Trinidad, en el recinto histórico.

La Virgen desciende del AcueductoLa Virgen desciende del Acueducto - Foto:

Claudia de Santos quiso remarcar que la operación era “complicada y arriesgada” para la imagen y para las personas al tener que mover 1.200 kilos de peso en un espacio muy reducido, con “poca capacidad de maniobra”, a 20 metros de altura y con el Acueducto de fondo, pero “ha salido todo muy bien y ha sido mucho más sencillo de lo que presumíamos”.

La concejala de Patrimonio Histórico argumentó que en todo el proceso contaron con profesionales con amplia experiencia en este tipo de trabajos porque todo ha estado planificado “al milímetro” y “buscando las máximas garantías”. La escultura de la conocida como Virgen del Acueducto está realizada en piedra caliza blanca, data del siglo XVI y fue colocada en 1520 tras ser donada a la ciudad por el ensayador de la Ceca Antonio de la Jardina.

Una vez restaurada, la talla original será musealizada en la Real Casa de Moneda, y se hará una replica que será colocada en la hornacina situada en el monumento romano, en su parte más alta, en el Azoguejo. El Ayuntamiento de Segovia firmó un convenio de colaboración con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre por importe de 17.000 euros, que se amplió en 4.000 eruos más asumidos por el consistorio. Los trabajos de desmontaje de la escultura de la Virgen requirieron la colocación de andamios que rodearon el pilar central del Acueducto.