El mañana es hoy

Carlos de Torres (EFE)
-

Tadej Pogacar, de 22 años, y Egan Bernal, de 23, están llamados, junto a Remco Evenepoel, de 20, a ser los grandes dominadores de la carretera

El corredor esloveno, que fue tercero en la Vuelta de 2019, trajo para su país el primer triunfo en la ronda gala. - Foto: STEPHANE MANTEY/ POOL

El ‘Tour de la mascarilla’ confirmó el pasado domingo a Tadej Pogacar, que ayer cumplió 22 años, como un campeón de muchos quilates llamado a protagonizar el futuro inmediato del ciclismo junto a Egan Bernal, si bien el colombiano fracasó en su intento de ganar su segunda ‘Grande Boucle’ y terminó por retirarse.
La explosión del esloveno fue solo relativamente sorprendente. Su juventud y la inexperiencia le podían pasar factura en una carrera de resistencia que selecciona día a día. Pero la realidad fue otra. El chaval de Komenda estuvo siempre entre los mejores, ganó tres etapas y fue el más ofensivo en montaña. Perdió tiempo en un día de abanicos, pero no se vino abajo.
Al contrario, inició una remontada calculada, supo nadar entre la ‘marea amarilla’ del Jumbo Visma y esperó a su compatriota Primoz Roglic, dueño de la carrera hasta el sábado pasado, en una crono que tenía estudiada al detalle. Protagonizó una remontada histórica, destrozando a cada uno de sus rivales. Incluso a su amigo. 
El colombiano, tras vencer el año pasado, se retiró este.El colombiano, tras vencer el año pasado, se retiró este. - Foto: Benoit Tessier / PoolSignos de grandeza en un ciclista que hace dos años ganó el Tour del Porvenir y que fue tercero en la Vuelta en 2019, con tres triunfos de etapa en jornadas de montaña.
El ciclismo cuenta ya con un corredor de referencia para los próximos años, llamado a protagonizar un interesante duelo con Egan Bernal, quien tendrá que sacar conclusiones de este Tour para evitar más fracasos.
El corredor de Zipaquirá, de 23 años, llegó a la ronda gala fatigado, en un Ineos en reconstrucción sin sus corredores más experimentados y con una presión de líder que no pudo asumir. A su nivel normal, su enfrentamiento con Pogacar hace soñar a los aficionados para el Tour 2021.
Son los corredores que van a encabezar una lista de jóvenes que llegan con fuerza y que se apuntan al presente y futuro del ciclismo, entre ellos la ‘perla’ belga Remco Evenepoel, convaleciente de una grave lesión que le impedirá su debut previsto en el Giro.
Además, el Tour puso en el escaparate a ‘niños’ como Lennard Kamna o Marc Hirschi, vencedores de etapa en Villard de Lans y Chauvigny, respectivamente.

 

Pesimismo español

¿Y los españoles? ¿Qué futuro inmediato nos espera en las grandes citas? Las dos referencias en el reciente Tour fueron Mikel Landa y Enric Mas. El vasco, de 30 años, terminó cuarto, igualando el puesto de 2017. Las expectativas eran otras más ambiciosas, siendo jefe de filas del McLaren, pero le fallaron las fuerzas y el equipo.
Enric Mas, de 25 años, llegó con los ‘galones’ del Movistar y Valverde y Soler como gregarios de lujo. El mallorquín fue de menos a más y en su segunda participación terminó quinto y el excampeón del mundo ocupó el 11.
Tanto Landa como Mas se encontrarán con la nueva generación de jóvenes que llega arrasando. No es un panorama fácil ni demasiado halagüeño, pero el ciclismo español también espera una hornada de aspirantes.