El emir de la noche catarí

Agencias
-

Dovizioso y Márquez repiten el resultado de 2018 y protagonizan un intenso final de carrera que termina con el italiano en lo más alto del podio, seguido por el español y Crutchlow

El emir de la noche catarí - Foto: IBRAHEEM AL OMARI

El italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP19) y el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) repitieron la historia que ambos protagonizaron en 2018 y ambos se jugaron el triunfo en el Gran Premio de Catar de MotoGP en la última curva y el último centímetro del trazado de Losail.
Si entonces ganó Dovizioso por escasamente 27 milésimas de segundo, en esta ocasión fueron solo 23 las milésimas de segundo con las que el italiano aventajó al español en la línea de llegada, en la que el británico Cal Crutchlow superó a Alex Rins (Suzuki GSX RR).
'Dovi' no se dejó sorprender en la salida y enseguida se puso al comando de la prueba, en tanto que Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), que había sido el más rápido de entrenamientos, falló al apagarse el semáforo y en el primer parcial ocupaba la sexta plaza.
Por detrás, Jorge Lorenzo no daba muestras de poder reaccionar desde las posiciones traseras y en la segunda vuelta estaba en una discreta decimonovena posición, la misma vuelta en la que Joan Mir, debutante de la categoría reina, era ya cuarto tras la estela del británico Cal Crutchlow. Un poco más atrás, Valentino Rossi corría octavo tras el rebufo de su compañero de equipo Maverick Viñales.
Tras unas vueltas en las que incluso Rins fue líder, Marc Márquez aceleró hasta colocarse segundo por detrás de Dovizioso. Las vueltas finales resultaron de auténtico infarto con las pasadas entre el italiano y el de Cervera, terminando este líder a dos vueltas para el final aunque el de Ducati no tardó en superarle. 
Una vez más, como en 2018, ambos llegaron a la última curva sin ceder un milímetro al rival y, como entonces, la victoria fue para Andrea Dovizioso por escasamente 23 milésimas de segundo. Rins terminó cuarto, seguido de Valentino Rossi. Maverick Viñales, el más rápido de entrenamientos, fue séptimo, por delante de Joan Mir, con Aleix Espargaró décimo, Pol Espargaró, duodécimo por delante de Jorge Lorenzo y Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP18), decimonoveno. 

 

Sobre la línea de meta. El italiano Lorenzo Baldassarri (Kalex) se ha adjudicado también un disputado triunfo en el Gran Premio de Catar de Moto2 en el circuito de Losail, al superar por escasamente 26 milésimas de segundo al suizo Thomas Lüthi (Kalex). La tercera plaza en el podio fue para el alemán Marcel Schrötter (Kalex), con Augusto Fernández (Kalex) como el mejor español, quinto, con Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex), séptimo, y su compañero en el equipo cervecero, Xavier Vierge, décimo, Jorge Martín (KTM), decimoquinto.
Tras apagarse el semáforo, el español Xavier Vierge (Estrella Galicia 0'0 Kalex) fue el más rápido en la salida y en negociar la primera curva, en donde por detrás de él se produjo una caída multitudinaria en la que se vieron involucrados el italiano Nicolo Bulega (Kalex) y los españoles Jorge Navarro (Speed Up) e Iker Lecuona (KTM), además de otra serie de pilotos que se vieron forzados a salirse de pista para evitar atropellar a sus rivales.
Vierge aguantó hasta que Baldassarri asumió el rol de líder en la segunda vuelta, con un ritmo complicado para sus rivales, con Schrötter, Lüthi y Gardner detrás. Cuando al italiano le empezó a pasar factura el esfuerzo realizado, Lüthi se colocó a su altura pero Baldassarri llegó líder hasta la última vuelta. Cerrando todos los huecos al suizo para evitar su rebufo, la Kalex del italiano cruzó la meta con solo 26 milésimas de segundo de ventaja.
 

Otra victoria ajustada. En Moto3, el japonés Kaito Toba (Honda) se ha adjudicado su primera victoria en grandes premios al imponerse al italiano Lorenzo Dalla Porta (Honda), por apenas 53 milésimas de segundo de diferencia sobre la línea de meta, y al español Arón Canet, cuya KTM ha sido la única en plantar algo de batalla al poderío de Honda en una carrera apretada como siempre. 
Una vez más y como sucede casi siempre en la categoría de Moto3, un nutrido grupo de pilotos se "presentó" en la última vuelta con el grupo de cabeza de la misma, entre los que tenían unos metros de ventaja Dalla Porta, que entró en la recta de meta líder. Pero Kaito Toba, pegado a él, supo aprovechar a la perfección el rebufo de su moto para lograr la primera victoria de su carrera deportiva, en tanto Canet, que había perdido unos metros al final, se tuvo que conformar con la tercera plaza.
Marcos Ramírez (Honda), que había sido vigésimo de entrenamientos, consiguió ganar posiciones hasta acabar cuarto, con Albert Arenas (KTM), sexto, por delante de Raúl Fernández (KTM), con Romano Fenati noveno, Alonso López (Estrella Galicia 0'0 Honda), duodécimo y Vicente Pérez, decimoséptimo.