¿Cuánto dinero ha dejado en Segovia la película china?

D. A.
-
Koo Tin-Lok, uno de los actores protagonistas de ‘Line Walker 2’, durante el rodaje que se desarrolló del 11 al 13 de marzo en Segovia - Foto: PABLO MARTIN

El Ayuntamiento apenas ha ingresado 6.000 euros por el rodaje que ocupó la Plaza Mayor del 11 al 13 de marzo, pero en la ciudad ha dejado unos 270.000, según la productora. En lo que va de año ya ha habido unos 25 rodajes o pruebas de localización

Efectivamente, Nick Cheung Ka-fai y Louis Koo Tin-Lok suenan muy a chino en todos los sentidos, pero son dos grandes estrellas del cine de su país. Fueron policía y ladrón (de los de verdad,sí) antes que actores, y los dos estuvieron esta semana en Segovia por el rodaje de una película de acción: Line Walker 2. Operation Midnight Shadow. Que sí, que al occidental le habría hecho más gracia tener a WillSmith o Dwayne ‘The Rock’ Johnson sentados en una terraza de la Plaza Mayor, pero este rodaje, por más que cueste hacerse a la idea, bien puede considerarse el más importante que ha acogido Segovia en los últimos años. Y Louis Koo también canta...
Costará menos valorarla si se tiene en cuenta que esta película, secuela de otra estrenada en 2016, es la adaptación de una serie que alcanzó los 2.000 millones de visionados online y se convirtió en el drama más visto en Hong Kong en 2014, un año en el que, por cierto, el tal Nick Cheung ganó más de ocho millones de dólares. Asimismo, la primera parte fue la más vista de China durante dos fines de semana en los que sumó más de 12 millones de espectadores y su recaudación total superó los 80 millones de euros, casi el doble que la más taquillera del cine español, Ocho apellidos vascos. 
¿Más cifras? A Segovia se desplazó un equipo de 350 personas para el rodaje y se contrataron unos 500 figurantes. El Ayuntamiento, por su parte, resulta que sólo ha ingresado unos 6.000 euros por la tasa de ocupación de vía pública y los servicios municipales que han podido requerir en estos tres días, que es poco más de lo que cobran muchas bodegas vinícolas por acoger una boda incluso sin contar banquete. Pero Barcelona, por ejemplo, no es que cobrara poco, sino que pagó en su día un millón y medio por acoger el rodaje de la película de Woody Allen Vicky Cristina Barcelona (2008), mientras que los de Line Walker 2, aparte del compromiso de dejar todo como se lo encontraron pese a los tiros o los impactos de bala ficticios, se han podido dejar en estos días (de lunes a miércoles) unos 270.000 euros en la ciudad, según calcula su productora en España, Babieka, cuyo equipo ya estuvo enSegovia por el rodaje de escenas de Los fantasmas de Goya (2006) en la Calle Real, en José Callejas y la Casa de la Moneda.
A partir de ahí todo empieza a sonar mejor, pero se espera más en el futuro, tras el estreno de la película en el cine, por el turismo que puede atraer a la ciudad.Cierto es que Pamplona se lleva el máximo honor porque, aparte de haber acogido parte del rodaje, resulta que la capital del Acueducto quedará a ojos del espectador como la de los sanfermines, que es donde sucede la narrativa. Segovia ya está habituada a esta clase de trampantojos cinematográficos y en 2017, por ejemplo, otra productora eligió exteriores de la ciudad para simular calles de Islandia yTurquía; pero si se trata de valorar la posibilidad de que el aficionado chino quiera saber dónde se rodó Line Walker 2 realmente y seguir sus pasos, teniendo en cuenta además que lo que se ha rodado aquí es la escena que marca el final de la película, y por ello de las más espectaculares...


Triplete de rodajes. Con un triplete de rodajes pasó Segovia buena parte de la semana, ya que también coincidieron en estos días la serie de Antena 3 La valla en La Choricera y Las chicas del cable (Netflix) en la antigua cárcel. Un ejemplo perfecto del atractivo que ha ganado la ciudad en los últimos años como plató de interiores y de exteriores, por el valor de sus paisajes urbanos y naturales, por su luz y, por qué no reconocerlo, también por estar cerca de Madrid. En el caso de Line Walker, su director consideró la Plaza Mayor el enclave perfecto para la acción, dada su amplitud y privilegiadas vistas del ábside de la catedral», según Babieka, «aunque la narrativa suceda enPamplona».
También es cierto que la cárcel se lleva muchos rodajes y a menudo no genera más promoción de la ciudad que la de los créditos, que será algo parecido a lo que puede ocurrir con La Valla y La Choricera; a menos que esta última serie triunfara hasta convertirse en una obra de culto y el emblemático edificio fuera en sí mismo el punto de atracción. Pero todo suma y, sólo en lo que va de año, la Segovia Film Office (oficina municipal de promoción audiovisual) ha facilitado 25 rodajes o pruebas de exteriores, más del doble que en este mismo periodo de un 2018 que también resultó intenso, con 46 rodajes y 26 localizaciones en total.
En los últimos meses pasó por La Cárcel el Justin Bieber español, Abraham Mateo, y también dos largometrajes (Bajocero y Sin salida), entre otras producciones; y en exteriores, también un programa de RTVE, Aquí la Tierra, escaso de glamour pero cargado de promoción directa de la ciudad concentrada en apenas tres minutos en los que el polifacético Peridis presenta «lo que no sabías del Acueducto de Segovia».Y en resumen, rodajes de toda clase y condición para agrandar el idilio de la ciudad con la pequeña y gran pantalla, y ya de paso, rentabilizarlo más allá del lado romántico de las claquetas, aunque de primeras algunas producciones solamente suenen a chino.

Ángela y Olivia Molina, junto a Unax Ugalde (izquierda), entre otros actores, en el rodaje de la serie ‘La valla’ en La Choricera.
Ángela y Olivia Molina, junto a Unax Ugalde (izquierda), entre otros actores, en el rodaje de la serie ‘La valla’ en La Choricera.