Las Concepcionistas exigen que les devuelvan 198.000 euros

Nacho Sáez
-

El colegio presenta un recurso para recuperar el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) pagado por sus nuevas instalaciones, en virtud de los acuerdos entre España y la Santa Sede.

La madre superiora María Ángeles Izquierdo, durante la colocación de la primera piedra en noviembre. - Foto: Natalia Fernández

El nuevo colegio de las Concepcionistas no consigue escapar de la polémica. Después de que el inicio de las obras se demorase más de siete años desde la adquisición de los terrenos –el pasado 14 de noviembre se colocó por fin la primera piedra y se espera que pueda ser inaugurado en el curso 2020/2021–, ahora se ha iniciado un conflicto con el Ayuntamiento de La Lastrilla después de que la congregación haya presentado un recurso contra la liquidación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que la ha obligado a pagar cerca de 200.000 euros; en concreto 198.088,77 euros. Sus pretensiones van a ser rechazadas. 
Hizo frente al gasto el pasado 22 de enero al cumplirse el plazo legal establecido. Sin embargo, las Concepcionistas defienden que procede que les sea devuelta esa cantidad en virtud del Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos de 3 de enero de 1979, que contempla en su artículo IV B) la «exención total y permanente de los impuestos reales o del producto sobre la renta y sobre el patrimonio (...)». Sin embargo, el alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, ya anuncia que esas pretensiones van a ser rechazadas de acuerdo al criterio marcado  por el secretario municipal.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declaró por sentencia, el 27 de junio de 2017, que no era posible la exención para la Iglesia Católica con respecto al ICIO cuando se trataba del ejercicio de actividades sin una finalidad estríctamente religiosa y que podía considerarse ayudas de Estado prohibidas. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Madrid aplicó por primera vez, en enero del año pasado, el fallo comunitario, que sentó un precedente respecto a los beneficios fiscales con los que cuenta la Iglesia Católica o entidades sin ánimo de lucro que realizan actividades económicas y están exentas de impuestos municipales.
En La Lastrilla, una de las concejalas de la Corporación, Carmen Horcajo, presentó paralelamente una moción en el pleno del 29 de enero para apoyar a las Concepcionistas y exonerarlas del pago del 95 por ciento del ICIO. En un informe emitido a raíz de esta propuesta, la Secretaría-Intervención del Ayuntamiento ha expuesto que el artículo 103.2 a) de la Ley Reguladora de las Haciendas contempla una bonificación de hasta el 95 por ciento a favor de las construcciones, instalaciones u obras que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración. Sin embargo, también ha señalado que «tal y como se deduce de lo establecido en el apartado 2, del citado artículo 103, para poderse conceder dicha exención, debe estar contemplada y regulada en la ordenanza fiscal, del Impuesto sobre Construcciones e Instalaciones. «Circunstancia esta que no se da, puesto que dicha bonificación no está contemplada en la ordenanza municipal, en vigor de dicho impuesto», añade.
Consultado por esta redacción, el colegio Concepcionistas no ha querido realizar ningún comentario ni ha desvelado si acudirá al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo una vez que reciba la notificación por parte del Ayuntamiento de La Lastrilla del rechazo de su recurso. Por su parte, la edil Carmen Horcajo, que ha pasado a ser no adscrita tras abandonar el grupo municipal del Partido Popular por sus diferencias con el alcalde, defiende la exención en el pago del ICIO al centro por la «dinamización económica» que va a suponer para el municipio la construcción de las instalaciones. La empresa Segesa se encarga de ejecutar el proyecto, que consta de 24.000 metros cuadrados construidos en El Sotillo en una parcela de 26.000.