La Diputación formará a alcaldes para un buen gobierno

D.M.Arranz
-

La Escuela de Gestión y Buen Gobierno está destinada a alcaldes, concejales y personal de ayuntamientos, con el objetivo de asesorarles en materias necesarias para el día a día de sus municipios.

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, y la diputada del Servicio de Asistencia a Municipios, Modernización y Relaciones Institucionales, Sara Dueñas, han presentado esta mañana la Escuela de Gestión y Buen Gobierno, uno de los proyectos más ambiciosos de estos primeros meses de legislatura, con el que la institución provincial pretende ofrecer de manera gratuita a las personas que cada día trabajan en los ayuntamientos de la provincia una serie de herramientas cognitivas que puedan mejorar la atención prestada a los ciudadanos.

“Queremos que, tanto el personal político como el laboral, cuente con un respaldo formativo constante a lo largo de todo el año”, ha señalado el presidente de la Diputación, quien ha matizado que, debido al proceso electoral de mayo y a que algunos equipos de gobierno han cambiado de forma total o parcial en la provincia, muchos de los responsables en estos Consistorios “desconocen algunos matices de la gestión pública que, a través de estos cursos pueden aprender de forma sencilla, práctica y dinámica”. Otros, con más experiencia en la Administración, “seguramente tengan menos problemas para saber cómo actuar en situaciones determinadas; qué derechos y deberes tienen como miembros de las corporaciones municipales, qué tipos de licencias existen o cómo se redacta un presupuesto”, indicaba Miguel Ángel de Vicente, apuntando, no obstante que “la Administración cambia de forma constante y se mueve en un entorno cada vez más exigente y, por ello, nunca está de más aprender cosas nuevas que poder poner al servicio de nuestros vecinos”.

Por eso ha enfatizado que “lo dije y tengo la pretensión de cumplirlo, intentaremos hacer una administración provincial que atienda a la adaptación de los nuevos marcos normativos, pero también a propósitos y valores superiores que antepongan una verdadera esencia de servicio público a los ayuntamientos y a los ciudadanos”. A través de la Escuela de Gestión y Buen Gobierno, “pretendemos que la Diputación sea esa palanca de cambio y de traslación del conocimiento para los cargos electos y técnicos, y de gestión pública”.

La Diputación formará a alcaldes para un buen gobiernoLa Diputación formará a alcaldes para un buen gobierno

La Escuela de Gestión y Buen Gobierno estará, de cualquier manera, dividida en dos ejes; uno dirigido a alcaldes y concejales y otro a personal de los ayuntamientos, ya que, según argumentaba el presidente de la Diputación, “los empleados no parten desde la misma posición que los miembros de los equipos de gobierno; ocupan un puesto de trabajo para el que han sido formados”. Por eso, “pretendemos fortalecer las capacidades y el conocimiento, asesorar y comunicarnos mejor con la ciudadanía y a la vez dignificar el servicio público”.

La pretensión, a través de esta Escuela, “no es tratar de dar una visión ‘normativa’ sino desarrollar un concepto en el que creo, y es que la eficiencia y la modernización de la administración pasa por un conocimiento de la realidad que rodea a los actores que controlan y son decisores en la gestión pública”.

Por este motivo, las primeras jornadas que se celebrarán −a excepción de un taller sobre publicaciones y licitación electrónica que tendrá lugar el 31 de octubre− estarán dirigidas a los regidores y sus ediles. Tal y como detallaba Sara Dueñas, la Escuela de Gestión y Buen Gobierno dará inicio a su curso con una ponencia titulada ‘Organización y funcionamiento. Estatuto del concejal’, que tendrá lugar el 28 de octubre en dos turnos, de 10:00 a 12:30 horas el primero, y de 17:00 a 19:30 horas el segundo, horarios en los que se moverá también la mayoría del resto de talleres programados. Durante este mes de octubre también se ofrecerá el día 30 la ponencia ‘Organización administrativa y recursos humanos’ , tras la cual, y en un calendario que ya conoce sus citas de noviembre y diciembre, se impartirán conferencias sobre la Hacienda municipal y sus presupuestos, ingresos y gastos, las competencias en los servicios públicos municipales, la Administración electrónica, las licencias urbanísticas, las licencias ambientales, los contratos administrativos, la firma electrónica o las aplicaciones de gestión municipal. Además, los días 12, 18 y 21 de diciembre tendrá lugar un taller, cuyas plazas están limitadas, en el que los asistentes recibirán nociones y consejos para hablar en público. Las sesiones se impartirán principalmente de forma presencial en dependencias de la Diputación, aunque también existirá un buen número de cursos que se realizarán vía online.

La Escuela, según han explicado el presidente y la diputada, seguirá el calendario del curso escolar y contará en cada una de las materias con profesores cualificados, entre los que figurarán también el jefe del Servicio de Asistencia a Municipios, Alejandro González-Salamanca y algunos de los técnicos de la Diputación. “Se trata de una herramienta que, como Administración pública, debemos ofrecer, haciendo primar la calidad, la accesibilidad y la utilidad”, afirmaba Miguel Ángel de Vicente, quien espera que el proyecto capte el interés de las personas a las que va dirigido y se convierta en un referente de formación para los gestores públicos de la provincia, teniendo en cuenta que en sus sesiones se pretende ofrecer un entorno de participación e interacción en el que queden integrados todos los contenidos necesarios para el buen funcionamiento de la actividad diaria que se desarrolla en los ayuntamientos.

Las inscripciones para estos cursos se realizarán vía online, desde un enlace que se facilitará a los ayuntamientos, o por vía telefónica en los números 921 113 307 y 921 1118 530. Para el presidente de la Diputación, “la creación de esta Escuela es un paso hacia adelante en nuestro objetivo de servir a los segovianos de una forma cercana, igualitaria y adaptada, tanto a sus necesidades como a los nuevos tiempos. Quiero que la propia Diputación y los ayuntamientos de la provincia puedan cubrir las necesidades objetivas de los ciudadanos, sí, pero también las necesidades sentidas y las necesidades expresadas”.