Detenido el presidente de la Lonja de Segovia por estafa

D.S.
-
Carlos González, en una foto de archivo - Foto: ICAL

La operación 'Pocero' continúa abierta por un presunto delito de estafa al cobrar por anticipado la ejecución de pozos de sondeo. el presidente de la Lonja de Segovia, Carlos González, está investigado, y fue detenido, aunque ahora está en libertad

La Guardia Civil de Valladolid, dentro de la denominada operación 'Pocero', ha detenido a un varón de 45 años, Carlos González, presidente de la lonja de Segovia, e investigado a su hermano, R.G.M, de 41 años, por un delito de estafa, al cobrar por anticipado la ejecución de pozos de sondeo que luego no llevaban a cabo, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado. Ambos han sido puestos en libertad, pero la investigación continúa abierta.

 

La Guardia Civil de Valladolid dio inicio a la investigación 'Pocero' al conocer el pasado mes de marzo, a través de la denuncia de un perjudicado, que una persona le había ofrecido la realización de un pozo en la parcela de su propiedad en la comarca de Medina del Campo.

Tras firmar el contrato y realizar un pago por adelantado de más de 11.000 euros, el denunciante acudió a la Benemérita al comprobar que los trabajos no eran ejecutados ni que tampoco le devolvían en dinero.

 

COMERCIAL FICTICIA

El Equipo Roca de la Guardia Civil de Medina del Campo ha constatado que el ahora detenido y el investigado habían creado una empresa o marca comercial ficticia, publicitándose a través de una pagina WEB, a través de la que captaban posibles clientes a los que ofrecían trabajos de sondeos y perforaciones de pozos para explotaciones agrícolas y ganaderas a los mejores precios y calidades del mercado.

Esta empresa ficticia ofrecía presupuestos por debajo del precio del mercado. Una vez captado el cliente, y para dar una imagen de realidad, legalidad y profesionalidad, firmaban un contrato en el que se estipula que los trabajos de sondeo deberían efectuarse en el plazo de 15 días a partir del pago de un anticipo, que en este caso era de un 50% del total, más de 11.000 euros, con el único fin de apropiarse del dinero, sin haber realizado trabajo alguno.

La investigación desarrollada se deriva de la operación 'Mizu', desarrollada por la Guardia Civil durante el presente año 2019 cuya misión es la localización de pozos ilegales e investigación de las extracciones ilícitas de agua.

La Guardia Civil informa de que esta actuación se enmarca en el Plan Revitalización contra Sustracciones en Instalaciones Agrícolas y Ganaderas, por lo que se crearon los Equipos ROCA con el fin de incrementar la seguridad de estas explotaciones mediante una vigilancia permanente y una mayor comunicación con los colectivos afectados.

La creación y desarrollo de estos Equipos especializados, cuya función es "prevenir e investigar los hechos delictivos relacionados con los sectores agrícolas y ganaderos", responde a la necesidad de frenar este tipo de delitos.