Segovia recibe con aplausos al Ejército

Sergio Arribas
-

Medio centenar de efectivos de la Unidad de Transmisión del Mando de Artillería Antiaérea patrullan la capital y los pueblos del alfoz. Los segovianos les transmiten su agradecimiento desde ventanas y balcones de sus casas.

Dos de los miembros del Ejercito, este domingo, en la Plaza de la Constitución de La Lastrilla. - Foto: D.S.

Es la primera vez que unidades militares se desplieguen en el pequeño pueblo de La Lastrilla, de 3.776 habitantes, a menos de tres kilómetros de Segovia capital. Dos vehículos militares permanecen estacionados en la Plaza de la Constitución, detrás de la iglesia de San Juan Bautista, que ya no celebra misas. Los vecinos ya no se reúnen desde que el Gobierno decretase el estado de Alarma para combatir la expansión del Covid-19, que en Segovia, según el último balance de la Consejería de Sanidad, a mediodía de este domingo, ha sumado 7 fallecidos más. Las víctimas mortales a causa del Covid-19 son ya 20 en Segovia, con 194 casos confirmados y solo 14 altas.

Impone en el pueblo la presencia de los uniformes militares, donde apenas hay vecinos por sus calles, la mayoría con destino a la pequeña tienda de alimentación del pueblo. Hoy, domingo, la farmacia y el estanco están cerrados.

Junto a las camionetas militares, dos soldados, un hombre y una mujer, responden a las preguntas que les hacen los ciudadanos. “¿Puedo ir a echar a comer unos gatos?”, les pregunta uno. “El decreto lo permite, en coche, una sola persona, no puede dejar morir a los animales, pero hágalo con todas las medidas de precaución y en el menor tiempo posible. Es por su seguridad y la de los suyos”, le responden. Los soldados son requeridos desde una vivienda con fachada a la plazuela. En una ventana, una mujer, junto a su hija, de corta edad, les pregunta si necesitan algo, que si quieren un café o algo caliente, algún alimento que les ayude a sobrellevar el trabajo a la intemperie, en una mañana desapacible, con lluvia intermitente. “No , muchas gracias, señora”, le responde uno de los uniformados, mientras devuelve el saludo que le hace la niña agitando la mano.

Escudo que lucen los vehículos militares de la Unidad de Transmisión del Mando de Artillería Antiaéreo.Escudo que lucen los vehículos militares de la Unidad de Transmisión del Mando de Artillería Antiaéreo. - Foto: D.S.

El sargento Francisco Luis San Miguel, que ha tenido que pedir permiso a sus mandos superiores, para poder hablar con El Día de Segovia, describe el panorama que se han encontrado al llegar a La Lastrilla, que él ha pisado por primera vez, aunque “los informes previos ya nos decían que era un pequeño pueblo al lado de la capital”. “Siempre llama la atención cuando el ejército se despliega en pueblos pequeños. Aquí, en La Lastrilla, también la gente sale a los balcones y abre las ventanas para aplaudirnos, para darnos las gracias. Otros nos ofrecen café, nos preguntan si necesitamos cualquier cosa. Es lo que queremos, estar cerca del ciudadano y que nos vean como una herramienta de ayuda, por supuesto”.

Con la prudencia que exige no desvelar todos los detalles del operativo, el sargento explica que hasta Segovia se ha desplazado hoy una sección entera de la Unidad de Transmisión del Mando de Artillería Antiaérea, del acuartelamiento Zarco del Valle, de El Pardo (Madrid). Son medio centenar de militares desplazados “para dar apoyo a la población civil, prestar ayuda a la administración civil y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado e informar y ayudar en lo que podamos para poner fin a la pandemia del Covid-19”, explica el sargento al mando de la unidad, de una decena de efectivos, que ha trabajado esta mañana, en patrullas de dos, en La Lastrilla. “Venimos desde Madrid, primero vigilando los puertos de montaña, como Navacerrada, Cotos… Ahora iremos también al Sotillo y después a otros pueblos de alrededor, como Zamarramala”. No harán noche en Segovia. Regresarán al acuartelamiento de El Pardo.

“El ejército -explica el sargento Francisco Luis San Miguel- tiene desplegados muchísimos miembros de las Fuerzas Armadas. A nuestra Unidad le ha tocado Segovia, donde también varios pelotones están dando apoyo, porque también está la UME. El mando y control es el que organiza y distribuye. De momento, nosotros estamos hoy aquí, pero sabemos cuándo vamos a volver. Lo mismo mañana también”. El sargento hace referencia a que la UME también trabaja en Segovia. El pasado martes, desplegó 53 efectivos y 18 vehículos y, entre otras tareas, también se encarga de garantizar el cumplimiento de las medidas de autoprotección por parte de los ciudadanos, además de poder trabajar en tareas de limpieza y desinfección de espacios como la estación de autobuses, la estación del AVE Segovia-Guiomar o residencias de ancianos y recintos públicos.

Mientras los vehículos quedan estacionados, los soldados patrullan las calles de La Lastrilla.Mientras los vehículos quedan estacionados, los soldados patrullan las calles de La Lastrilla. - Foto: D.S.

¿Cumplen los segovianos con la orden de confinamiento domiciliario? “Un gran tanto por ciento, la gran mayoría, vemos que se está tomando esto como es, es decir, de manera seria, cumpliendo las ordenanzas del Gobierno. Solo así es como vamos a poder salir de esto, entre todos, y cumpliendo con la responsabilidad que cada uno tenemos que tener”, subraya el sargento, instantes antes de ordenar a dos de sus subordinados a que continúen sus patrullas por una zona del pueblo aún sin recorrer.

Segovia recibe con aplausos al Ejército
Segovia recibe con aplausos al Ejército