El campo Mariano 'Chocolate' cerrará en menos de un mes

Nacho Sáez
-
Momento de un partido de la cantera de la Segoviana en el Chocolate. - Foto: Juan Martín-Gimnástica Segoviana

Las obras de sustitución del césped artificial de esta instalación comenzarán el 25 de marzo y la empresa tiene ocho semanas para su ejecución. Los clubes están molestos.

El último tramo de la temporada promete no ser tranquilo para los clubes de fútbol segovianos, que en menos de un mes verán alteradas las rutinas de bastantes de los equipos de sus canteras por las obras de sustitución del césped artificial del campo Mariano Gutiérrez ‘Chocolate’. El Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con la empresa que llevará a cabo los trabajos, Mondo Ibérica, para que comiencen el 25 de marzo y disponga de un plazo de dos meses. Aunque la concejala de Deportes, Marian Rueda, confía en que los plazos se puedan acortar, todo hace indicar que el balón no volverá a rodar en el Chocolate hasta el próximo curso, toda vez que las ligas concluyen en torno a mediados de mayo.

El parón por la Semana Santa permitirá que la reorganización de horarios de entrenamientos y partidos sea un poco menos traumática, pero estas obras modificarán la actividad de los clubes en plena competición y con ellos de las familias, que aún no saben a dónde tendrán que llevar a sus hijos a partir de ese 25 de marzo. «Que yo sepa no nos ha llamado nadie del Ayuntamiento», indicaba este viernes el coordinador de la sección de fútbol del Club Deportivo Claret, Juan Carlos Lázaro, quien ni siquiera tenía constancia de la fecha de inicio de los trabajos.

El Instituto Municipal de Deportes (IMD) baraja La Granja, Palazuelos de Eresma y el Casino de la Unión como las principales alternativas para reubicar a los equipos que se queden sin espacio en los terrenos de juego anexos al Pabellón Pedro Delgado. A las instalaciones de Madrona se podrían enviar los Juegos Municipales, aunque los trabajadores de la Concejalía aún no han concluido el estudio de todas las posibilidades. Un trastorno ‘obligado’ para poder aprovechar los remanentes de tesorería que el Ayuntamiento ha reservado para la renovación del césped artificial del Chocolate.

«Hay unos plazos de ejecución que marca la normativa y no podemos hacer otra cosa. Está claro que lo ideal hubiera sido hacerlo en verano, pero no hemos podido», explica la edil de Deportes, que remarca los esfuerzos realizados para interferir lo menos posible en la actividad de los clubes: «El contrato con la empresa adjudicataria se firmó el 30 de enero y desde entonces tenía un mes para empezar, pero firmamos un acta de replanteo para empezar a finales de marzo y que cojan las vacaciones de Semana Santa de por medio, que es lo mejor».

La climatología va a desempeñar un papel fundamental para que las obras concluyan antes de las ocho semanas previstas debido a las características del material empleado, muy sensible a la lluvia o a bajas temperaturas. El césped que se retirará será utilizado para crear una pista de calentamiento de 40x10 aproximadamente, junto al propio Chocolate «para agilizar la rotación entre partidos», según indica la concejala. Esa nueva infraestructura y las mejoras en accesibilidad previstas redundarán en los clubes, varios de los cuales se enteraron por este periódico de que el Chocolate cerrará sus puertas en marzo temporalmente.

«Habría sido bueno que se nos hubiese convocado a todos los clubes y se hubiera hablado de cuándo era mejor hacer la obra o cómo nos podíamos organizar», opina el presidente del Unami, Francisco Andray, quien aprecia un interés electoralista en las fechas elegidas, a pesar de los argumentos de la edil de Deportes respecto a los requisitos legislativos para el gasto de remanentes. «Queda muy bonito tener todo cambiado antes de mayo», señala. Una sensación que comparte con su homólogo del Quintanar, Alberto Barrero, que aprovecha para recordar que la entidad que dirige lideró un proyecto para la construcción de un nuevo campo de fútbol. «Pero se nos ha impedido». Por su parte, el responsable de la cantera de la Segoviana, Roberto Álvarez, también molesto, indica que «estamos viendo alternativas, pero de momento no hay nada».

Para resolver el problema, el IMD se encuentra en contacto permanente con la federación de fútbol y con los ayuntamientos del alfoz, con los que tiene suscritos convenios de colaboración para la cesión de instalaciones, tal y como ahora exigen estos trabajos de sustitución del césped del Chocolate, que salieron a licitación por 148.000 euros y se adjudicaron por 124.952,08 a la misma empresa que se encargó de cambiar el parqué del Pedro Delgado.

CASA DEL DEPORTE. Se viven días intensos en el Instituto Municipal de Deportes (IMD), que ultima el pliego de condiciones para convocar un concurso con el objetivo de alquilar un local en el que instalar la Casa del Deporte. Un proyecto que ha despertado suspicacias en los grupos políticos, que observan fines electoralistas. La concejala, Marian Rueda, rechaza esas acusaciones y argumenta que «no tiene sentido porque no va a dar tiempo a que esté inaugurada antes de las elecciones de mayo». La intención del equipo de Gobierno municipal era reubicar en las dependencias que actualmente ocupa Urbanismo (en la Carretera de Palazuelos) las oficinas del IMD y crear un espacio que sirviera de sede para los clubes y asociaciones deportivas que lo demandasen. Sin embargo, las dificultades surgidas para trasladar la Concejalía de Urbanismo al antiguo edificio del INSS han aplazado el proyecto y han dejado paso a esta intención de alquilar un local durante cuatro años.