Impulsan un texto conjunto de opas, industria y distribución

SPC
-

La distribución reconoce que Castilla y León es la primera autonomía en mantener un encuentro directo para afrontar la situación y aseguran que son parte de la solución no el problema

Impulsan un texto conjunto de opas, industria y distribución - Foto: mir_ical

El consejero de Agricultura de la Junta, Jesús Julio Carnero, impulsa la firma de un documento entre las organizaciones profesionales agrarias, la distribución y la industria alimentaria para que los “tres eslabones” de la cadena asuman el “principio básico” de “ir todos juntos” en la solución de los problemas que sufren algunas producciones agrarias. La medida representa una solución “a corto plazo” para que todas las partes encuentren vías para implantar las mejores prácticas comerciales.

Carnero inició hoy el impulso a este acuerdo con un encuentro en Valladolid con diferentes representantes de la distribución: el director general de la Asociación Española de Distribución, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Ignacio García, y su secretario general técnico, Felipe Medina; el secretario general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Ángel Mingo; y la secretaria técnica de la Asociación de Empresarios de Supermercados de Castilla y León (Asucyl), Isabel del Amo.

Jesús Julio Carnero recordó las movilizaciones “legítimas” que mantienen los agricultores y ganaderos, pero rechazó que se haya puesto en el punto de mira de sus problemas a la distribución, para criticar de nuevo la confrontación y exponer su apuesta por “la concertación, el encuentro y las alianzas”. El consejero razonó que todos los eslabones de la cadena “son necesarios” y es preciso que haya un entendimiento.

Así, reseñó que inició los contactos con las organizaciones profesionales agrarias la semana pasada, hoy se reunió con la distribución y mañana lo hará con la industria. Recordó que se creó la Dirección General de la Cadena Alimentaria esta legislatura para “fortalecer” el eslabón más débil, que es el sector productor agrario y ganadero; se diseñó una junta de arbitraje y se impulsó una cláusula de mediación en los contratos. Ahora, dijo, se da un paso más para generar un trabajo “rápido y a corto plazo” con la firma de ese documento que busca mejorar la prácticas comerciales de todos los participantes en la cadena.

Jesús Julio Carnero se mostró convencido de que “todos juntos llegarán a un consenso”. “Lo verán”, dijo, para destacar que a medio y largo plazo, un grupo técnico desarrollará un trabajo estable para mejorar las relaciones entre todos los eslabones. “Todo lo que mejore la vida de los agricultores y ganaderos”, dijo, también redundará en el conjunto de los ciudadanos de Castilla y León.

Rechazo a las críticas

El director general de Asedas, Ignacio García, ensalzó que Castilla y León es la primera autonomía que convoca a la distribución para tratar de encontrar soluciones a los problemas del campo en un contexto de movilizaciones de los productores.

El directivo afirmó que no se han sentido aludidos en cuanto a las acusaciones vertidas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que realizan malas prácticas que repercuten en el campo. “No nos sentimos culpables del problema pero somos parte de la solución”, dijo.

Asimismo, defendió que desde la distribución quieren que les vaya bien a los agricultores y ganaderos y que haya una cadena sostenible, y comentó que la invitación a la autocrítica de Pedro Sánchez “es muy buena para todos”, pero siempre basada en la “mejor información posible”.

El alto ejecutivo reconoció los graves problemas que están sufriendo ciertas producciones, sobre todo el aceite de oliva y las frutas y hortalizas, aunque también la leche y las producciones ganadera cárnicas, que “también merecen atención”.

El director general de Asedas reconoció la sensibilidad del consejero de Agricultura de la Junta al “proporcionar una voz” a la distribución en una “situación grave y compleja” provocada por causas internas y externas, situación de mercados, oferta, demanda o aranceles, dijo.

García destacó que pese a la “compleja situación”, la cadena en Castilla y León y en España es “muy eficiente” gracias a los distintos eslabones y la capacidad de elegir de los consumidores cambiando de tienda, lo que conforma unos precios de forma controlada, dijo, sin márgenes excesivos.

Asumió, no obstante que algunas producciones están sufriendo “graves problemas” y expuso que es preciso tomar medidas urgentes” así como a medio plazo, como la estructuración de la oferta a través de su concentración, por ejemplo, en cooperativas. Asimismo, apeló al afirma de contratos eficaces.