Patrimonio Natural propone cobrar por aparcar en las Hoces

C.Sancho/N.Sáez
-
Ermita de San Frutos, en las Hoces del Duratón.

La Junta de Castilla y León asegura que la decisión sólo la puede adoptar el patronato del parque y que no está previsto.

Si en los últimos meses el Camino de San Frutos ha sido asunto de polémica por su estado y la necesidad de acometer trabajos de reparación, ahora ha surgido una nueva disputa. Esta semana el alcalde de Sebúlcor, Jorge Benito, desvelaba la intención de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León de empezar a cobrar por estacionar en el aparcamiento que se encuentra en las proximidades de la ermita. La Delegación Territorial de la Junta se apresuró a desmentir lo que desde algunos ámbitos interpretaron como un proyecto de privatización de este espacio que da acceso a la ermita del santo en pleno Parque Natural de las Hoces del río Duratón. Sin embargo, esas explicaciones no han servido para apagar la polémica, al menos de momento.

Jorge Benito, alcalde de Sebúlcor, uno de los municipios que forman parte del Patronato del Parque Natural, está molesto en primer lugar porque  no se le remitiera el documento en el que la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León daba a conocer las condiciones de ese servicio de aparcamiento de pago a implantar. En él, el órgano gestor del parque solicitaba autorización a los ayuntamientos de Sepúlveda y de Carrascal del Río para ponerlo  en marcha, sin tener en cuenta a Sebúlcor. «A las reuniones siempre hemos ido los tres pueblos de la mano y se ha hablado de que lo que se obtenga de los recursos naturales repercuta en beneficio de todos», señala Benito, contrario en cualquier caso a esta propuesta porque «no me parece lógica por la premura de las elecciones, primero, ni por el periodo a 25 años que se plantea». «Me genera muchas dudas y las asociaciones y vecinos a las que les he expuesto la situación también creen que no genera beneficio para los pueblos», añade.

La Asociación Convento de la Hoz también está en contra, mientras que entre otros actores implicados hay división de opiniones. En Carrascal del Río piden tomar la decisión «con más tranquilidad y con consenso entre los ayuntamientos», y en Sepúlveda aplazan cualquier novedad a una próxima reunión. Aunque en este caso su alcalde, Ramón López, destaca que «los beneficios económicos que se obtengan permitirán abrir más horas la Casa del Parque y solucionar el mantenimiento del Camino».

Precisamente algunos de estos motivos esgrime el presidente de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León en el documento de la polémica a la hora de explicar los objetivos de establecer un pago por aparcar. «Contribuir al disfrute de los visitantes de una forma cómoda y no invasiva», señala también entre las metas del proyecto, que supondría que las motos tendrían que abonar dos euros; los coches, cuatro; y los autobuses, diez.

Pero el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar, que además es el presidente del Patronato del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, apunta que esa propuesta es «papel mojado» porque la decisión sólo la puede adoptar el Patronato «y ni siquiera se ha contemplado». «La persona que lo ha hecho se ha excedido con la única intención de colaborar, pero no hay nada en este sentido. Tampoco sería una privatización porque esta fundación es pública», insiste en aclarar López-Escobar. Pero incluso el PSOE ha pedido explicaciones.