scorecardresearch

Transportes cobrará peajes por el uso de las autovías en 2024

Agencias
-

El Ministerio, que presentará su propuesta dentro de unos meses, señala que la medida servirá para paliar el déficit de la red viaria, que acumula 9.000 millones

La mayoría de los países europeos ya cuentan con una medida similar a la del cobro por el uso de la vía.

Ya lo advirtió el pasado lunes la secretaria de Estado de Infraestructuras, Isabel Pardo de Vera, que las autovías españolas serán de pago  y apeló a no aplazar más está decisión. Dicho y hecho, ayer la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, anunció que el Gobierno presentará «en unos meses» su propuesta para implementar peajes en las vías de alta capacidad de la red de carreteras del Estado a partir de 2024.

La socialista adelantó que ya se están realizando diferentes estudios y análisis para determinar qué sistema se implementará, si bien aseguró que será una tarificación «justa, rigurosa y sostenible».

El objetivo de esta medida, que ya han implantado 24 de los 27 países de la Unión Europea, según la ministra, es obtener recursos adicionales para mantener la conservación de las carreteras en buen estado de seguridad, una partida que ahora acumula un déficit de 9.000 millones debido a la gratuidad actual de las autovías, cuyos recursos procedentes de los Presupuestos del Estado no son suficientes.

Debido a las críticas que esta medida ha levantado, la ministra insistió en que se tratará de un sistema «que se someterá al debate y al análisis de los agentes sociales, económicos y también  del sector del transporte».

Además, el Gobierno ya se comprometió con Bruselas a adoptar un nuevo sistema de pago por uso en las vías de alta capacidad a partir de 2024, en el marco de la recepción de todos los fondos europeos que España recibirá para la recuperación económica tras el paso de la pandemia.

La ministra enfatizó que el sistema resultante buscará que no se generen agravios territoriales, algo que ahora pasa debido a que hay regiones con peajes y otras sin ellos e incluso algunos más caros que otros.

«Buscaremos el consenso político para establecer un sistema que esté a la altura y para el cual ya se está analizando la mejor opción», concluyó Sánchez, asegurando que el resultado se presentará de aquí a unos meses.

 

Céntimo por kilómetro

El Gobierno todavía no se ha pronunciado por un sistema de cobro al usuario por el uso de las autovías. En un principio, el Ejecutivo tomó como referencia la viñeta, una fórmula muy extendida en la Unión Europea y que consiste en una pegatina que se pega en el coche y permite a los conductores circular libremente por vías tarificadas. Normalmente el precio de esta pegatina varía en función del tipo de vehículo y del período que permite circular por estas vías.

El Parlamento Europeo, sin embargo, acordó el pasado verano impulsar otro sistema sustitutivo de la viñeta que fuera más justo. Entre las opciones que se barajan cobra fuerza el pago por kilómetro, aunque esto en principio pueda suponer un mayor coste para el usuario.

España ve con buenos ojos este último sistema, según aseguran desde el departamento dirigido por Raquel Sánchez, aunque todavía no hay nada definido. El Gobierno estudiaría un pago simbólico que rondaría el precio de un céntimo por kilómetro recorrido.