Titirimundi entra en su recta final con el público entregado

Nacho Sáez
-

Más de treinta espectáculos están programados para esta última jornada.

Espectáculo 'La granja' de la compañía vallisoletana Teloncillo. - Foto: Óscar Gómez

Obras de Shakespeare condensadas en ocho minutos en las que el público puede ser espectador o también intérprete es la propuesta de Latrium Teatro. "Está bien porque al final tienes una experiencia distinta de hacer Shakespeare participando tú mismo como espectador, como actor o la gente de fuera, que no entiende nada", bromeaba Joan Bramon, uno de los integrantes de esta compañía catalana. Por su parte, los vallisoletanos Teloncillo proponen poemas y canciones en directo para acercar los sonidos del campo en el espectáculo ‘La Granja’.
Dos enternecedoras marionetas de hilo son, mientras, la herramienta de trabajo de la compañía Ele. Su espectáculo 'Roulettes' es la historia de un anciano cascarrabias y un niño. "El abuelo tiene unos límites, el niño traspasa todos esos límites y es bonito cómo se encuentran después de ese conflicto", explica la barcelonesa Raquel Batet. El público ha sabido reconocer el trabajo de las compañías participantes llenando todos los espectáculos de esta edición de Titirimundi.