Segovia registró en 2018 su mínimo histórico en nacimientos

Sergio Arribas
-
Segovia registró 1.055 alumbramientos el pasado año. - Foto: D.S.

Las defunciones vuelven a superar a los alumbramientos y el crecimiento vegetativo arroja un saldo negativo de 714 personas. La esperanza de vida de los segovianos está en 84 años, por encima de la media nacional.

Una sangría sin freno. La constante caída de la natalidad en España, no por conocida, deja de ser dramática. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) solo han servido para certificar este paulatino y generalizado desplome. En 2018 se registraron 369.302 nacimientos en España, según datos provisionales, lo que supuso un descenso del 6,1% respecto al año anterior (23.879 nacimientos menos). Continúa la tendencia a la baja de la última década, solo interrumpida en 2014. Los datos son demoledores. Desde el año 2008 el número de alumbramientos ha descendido un 29%.

Segovia no es ajena al fenómeno, arrojando cifras igual o más desoladoras. En 2018, la provincia registró 1.055 alumbramientos —347 en la capital— , a punto de bajar la barrera de los mil nacimientos anuales. Son 21 menos que 2017 (1.076) y 86 menos que en 2016 (1.141); cifras, si se quiere, parejas, aunque para valorar en su justa medida los últimos datos del INE es preciso acudir a los registros de años anteriores. Solo diez años atrás fueron 1.530 los nacimientos, mientras que en 1975, cuando el saldo vegetativo era incluso positivo, se llegaron a contabilizar 2.194 partos, esto es, el doble que 43 años después.

En síntesis, los 1.055 nacimientos registrados en Segovia suponen un mínimo histórico, esto es, desde que existen registros oficiales y recopila datos el INE. En 2018 nacieron 517 varones y 538 niños. Agosto (103), marzo (99) y enero (93) fueron los meses más concurridos en los paritorios segovianos, apunta el organismo.

Otro dato esclarecedor se refiere a las defunciones del pasado año. Fueron 1.769, 578 de ellas en la capital. A excepción del año 2015 (1.814), se trata del pico más alto en la cifra de decesos, igualmente desde que existen registros oficiales. Desde 1988 a la actualidad la tendencia es tenaz: siempre han sido más las defunciones que los nacimientos o, lo que es lo mismo, el crecimiento vegetativo ha sido negativo. Lo que pesa como una losa, por tanto, son los 30 años consecutivos con más defunciones que alumbramientos. El último balance positivo data de 1987, con solo 33 nacimientos más que fallecimientos registrados.

En 2018 Castilla y León fue la segunda Comunidad Autónoma con el peor saldo vegetativo, tras Galicia, con 14.199 fallecimientos más que nacimientos. Fue negativo en todas las provincias de la Comunidad, con especial incidencia en León, con 3.670 defunciones más que nacimientos, seguida de Salamanca, con 1.929 y Zamora, con 1.844. Asimismo, en Burgos murieron 1.648 personas más de las que nacieron; en Valladolid, 1610; en Palencia, 1.189; en Ávila 1.048; en Segovia, 714 y en Soria, 547. 

Tasa de natalidad. Otro índice que abunda en este gris panorama se refiere a la tasa de natalidad. En España se situó en 2018 en 7,9 nacimientos por cada mil habitantes, cinco décimas menos que la registrada en 2017. La de Segovia se sitúa por debajo (6,85) de la media del país, aunque superior si se compara con el el resto de la región (6,21). El descenso, en términos generales, se relaciona, en parte con la disminución de hijos por mujer, aunque también a la reducción en el número de mujeres en edad de ser madres.

En Segovia, el indicador coyuntural de fecundidad (o número medio de hijos por mujer) se situó en 1,25 en 2018 —en la media nacional— cuando en 1975 era de 2,61. Los valores más bajos en Segovia se situaron en los años 2013, 2002 y 1997 (el índice fue de 1,19) y en los años 2001 (1,17), 1995 y 1993 (1,15) 1996 (1,14) 1994 (1,13) , 2000 (1,11), en 1999 (1,01), 1998 (1,06). El informe publicado por el INE indica que el número de hijos por mujer en Castilla y León se situó el año pasado en 1,14.

Por otro lado, en Segovia la edad media en que las mujeres acceden a la maternidad se situó en los 32,64 años en 2018; por encima de la media nacional (32,2 años frente a los 32,1 del año anterior). Las segovianas tienen su primer hijo, de media, a los 31,5 años; mientras que, por ejemplo, en 1990 lo tenían de media a los 27 años y en 1975 rozando los 26 años.

El INE ha avanzado que, en términos relativos,  si en 2008 solo el 4,2% de los nacimientos fueron de madres de 40 años o más, en 2018 ese porcentaje se elevó hasta el 9,7%. El último dato sobre Segovia referido a este aspecto es de 2017, cuando se registraron 97 nacimientos de madres con edad superior a los 40 años.
Mujeres, hasta los 86. En el balance positivo, la esperanza de vida de los segovianos al nacimiento se sitúa en los 84 años, por encima de la media nacional (83,2). Por sexo, es superior en las mujeres segovianas (86,6 años) que en los hombres (81,52).
En cuanto a los matrimonios, en España se registraron 163.430 matrimonios, un 5,9% menos que en 2017. La tasa bruta de nupcialidad disminuyó dos décimas, hasta 3,5 matrimonios por cada mil habitantes. El número de enlaces en Castilla y León ascendió a 7,144, un 6,7% menos que el año anterior.

En Segovia, fueron 491 matrimonios en 2018, frente a los 549 y 489 de los dos años anteriores; lejos, en todo caso, de los 860 registrados en 1975. Del total de enlaces registrados en 2018, la mayoría (307) fueron civiles, frente a los 161 según la religión católica y 4 de acuerdo con el rito de otras confesiones. El informe indica que son menos los segovianos que optan por una ceremonia religiosa católica. En 2017, de los 549, 173 eran católicos. Nada que ver con los celebrados, por ejemplo, en 1996, cuando de los 641 matrimonios, 531 lo fueron por la Iglesia.