El posible pacto de izquierdas tantea desprivatizar la ORA

D. A.
-
El pleno de constitución de la nueva Corporación municipal tendrá lugar el próximo viernes. En la imagen, el que se celebró el 13 de junio de 2015. - Foto: Ical

El PSOE, a propuesta de IU y Podemos Equo, está dispuesto a estudiar la posibilidad de asumir la gestión directa de este y otros servicios como la escuela infantil La Senda y la limpieza de edificios municipales

No es la primera vez que se habla de asumir la gestión directa de servicios que el Ayuntamiento de Segovia ha dejado en manos de empresas privadas. IU lo ha defendido en reiteradas ocasiones en el último mandato, pero es ahora, en el marco de la negociación de un posible pacto de izquierdas, cuando el PSOE ha mostrado su disposición a evaluar esta vía que hasta ahora había rechazado, y más aún después de que Podemos-Equo también apueste por ello. Al menos por estudiar en profundidad las opciones reales que hay en cada caso, tal y como destaca a El Día el concejal electo de la formación morada, Guillermo San Juan, que ha puesto sobre la mesa la remunicipalización o desprivatización del contrato de gestión del servicio de la ORA, que también incluye la grúa.
Si el PSOE encarga efectivamente los estudios técnicos necesarios y estos constatan la viabilidad jurídica y económica de la propuesta, San Juan recuerda que tanto la ORA como la grúa llevan desde 1994 en manos de la misma empresa, Setex Aparki S. A., y los plazos administrativos indican que se podrían recuperar sin problemas «a partir de finales de este año». Otra cuestión es que se retrasara todo por las clásicas incidencias que nunca faltan en proyectos de semejante complejidad, aparte de que lo cierto es que el PSOE, a través de la Concejalía de Tráfico, ha ido avanzando algo este mandato en la redacción de un nuevo pliego de condiciones para volver a sacar a licitación este servicio, pero ahí queda ahora la alternativa de la desprivatización.
Asimismo, en las conversaciones del PSOE con IU (las reuniones siguen siendo bilaterales y por ello independientes) ha vuelto a surgir la propuesta de desprivatizar la gestión de la Escuela Municipal Infantil La Senda, en manos del Grupo Norte después de que lograra la renovación a finales de 2017 por un periodo de dos años prorrogables por otros dos. También se ha hablado del servicio de limpieza de edificios municipales, cuyo contrato con Clece no vence hasta el verano de 2020 (sin contar opción de prórroga por dos años), por lo que sería una remunicipalización más lejana en el tiempo. Y más complicada, aparte de quedar para un plazo más largo, se antoja la posibilidad de recuperar la gestión de servicios relacionados con la gestión del agua, aunque IU insista en ello.

ORA, grúa y escuela. La gestión de la ORA y la grúa, así como la de la escuela infantil, serían por tanto las opciones menos lejanas. Al menos para ser sometidas a estudio y, de momento, sin ningún compromiso garantizado de que efectivamente vayan a dejar de estar en manos privadas. 
«Ahora mismo estamos planteando una calendarización con las fechas de los contratos en vigor de cada servicio (para empezar a evaluar las opciones de gestión directa en casa caso) y nosotros apostamos estratégicamente por recuperar el contrato de la ORA», confirma el concejal electo de Podemos-Equo. Defiende en concreto esta remunicipalización porque «es un servicio que no necesitaría una inversión muy alta en equipamiento y generaría ingresos directos al Ayuntamiento por lo que se recauda con la gestión de las plazas de aparcamiento reguladas», lo cual permitiría avanzar en la línea por la que apuesta la formación morada de elevar la capacidad inversora de la Administración local «para mejorar los barrios más deficitarios».
Coincide además que, como se viene advirtiendo también desde hace años, el contrato actual de la ORA y la grúa tiene casi un cuarto de siglo, está absolutamente desfasado y se viene hablando de la necesidad de modificarlo desde hace ya varios mandatos. No en vano, la oposición ha llegado a denunciar un coste anual de hasta casi 400.000 euros entre ambos servicios, e incluso la gestión directa de la grúa ya la solicitaba el predecesor de Ángel Galindo en IU, LuisPeñalosa, durante la última etapa de Pedro Arahuetes. San Juan, por su parte, declina hablar de cifras mientras no se encarguen nuevos estudios al respecto, aunque sí recalca que «hace años que se viene hablando de que el contrato actual de la ORAy la grúa es antieconómico para el Ayuntamiento, pero no para la empresa que lo tiene cuando ha asumido sin problemas cada prórroga».
Por otro lado, la posibilidad de estudiar la gestión directa de la ORAse produce además en el inicio de un mandato en el que se apuesta por avanzar en nuevas medidas de reducción del tráfico privado no residente por el recinto amurallado.De hecho, en principio se contaba con incluir en el pliego de condiciones de esta próxima contrata la supresión de casi 300 plazas de aparcamiento de pago en el casco histórico, ya que alrededor de 210 se dejarían únicamente para residentes, y desaparecerían varias decenas por estar demasiado pegadas a monumentos o entornos monumentales. Y también se incluiría en el pliego la instalación de cámaras de control de acceso al casco histórico de cara a la posible ampliación de la zona de tráfico restringido. 
Galindo, mientras considera que «la remunicipalización de la ORA sería un avance muy bueno», aunque «la cuestión es si se podría hacer de forma rápida o a largo plazo». En este sentido, considera «prioritario evitar cualquier cuestión que pudiera retrasar la puesta en marcha de nuevas medidas de reducción del tráfico en el recinto amurallado», independientemente de que IU cuente con seguir defendiendo cualquier política que conlleve avanzar en la gestión directa de más servicios. «Estudiando cada caso por separado y con rigor, que no se trata de remunicipalizar porque sí», matiza. Desprivatizar la escuela infantil La Senda, por ejemplo, cree que «podría ayudar a mejorar su proyecto educativo», para que no prime en ningún aspecto el margen de beneficio económico que requiere cualquier empresa.

Negociaciones. La remunicipalización de servicios, en cualquier caso, es una cuestión que por ahora depende de las negociaciones que mantiene el PSOE con Podemos e IU (por separado) por un pacto de gobierno que le dé estabilidad este mandato. De momento avanzan pero, si se cierra, será apurando los plazos, contando con que el pleno de constitución de la nueva Corporación se celebra el viernes 5 de julio.
Lo que sí se ha despejado es cualquier incertidumbre sobre quién gobernará la ciudad, después de que el TSJCyL desestimara el miércoles el recurso electoral que presentó Cs por posibles errores de escrutinio y validara los resultados ya conocidos: 10 concejales del PSOE, 9 del PP, 3 de Cs, 2 de IU y 1 de Podemos-Equo.Los socialistas tienen así asegurado poder gobernar en minoría, ya que por ley sólo podría ser investido un candidato alternativo al de la lista más votada si este sumara mayoría absoluta, lo cual sólo sería posible en este caso si se unieran PP, Cs y Podemos o IU, algo inviable en la práctica. En todo caso sería el PSOE el que podría gobernar con mayoría absoluta si cierra el acuerdo de izquierdas (también si pactara con Cs, pero esa opción ya está paralizada desde hace semanas). 
En la negociación con Podemos, «la verdad es que hay buena predisposición por las dos partes», valoraSanJuan, que puede estar cerca de un preacuerdo con compromisos concretos que la formación morada podría apoyar sin llegar a asumir áreas de gobierno. IU, sin embargo, no contempla ese punto medio: si firman un acuerdo, será con Galindo y la concejala electa Ana Peñalosa asumiendo áreas de Gobierno, lo cual «facilitaría el control del cumplimiento de los acuerdos», argumenta el primero; y si no, se quedarían en la oposición, sin que eso les prive de apoyar al PSOE en aquellos asuntos en los que coincidan.
Pero el resultado de las negociaciones está por verse en ambos casos. Podemos convocará la próxima semana a sus inscritos en Segovia a una consulta para decidir si cierran o no un acuerdo en los términos que se definirán en próximos días; IU seguirá con sus contactos periódicos y reuniones con afiliados y simpatizantes para consensuar su decisión; y en el horizonte, la investidura de Clara Luquero el próximo viernes 5 de julio, con o sin acuerdos.