Feliz en la naturaleza

Patricia Martín
-

'Los diez lugares' de Javier Moratalla Mata, presidente de Maksra Segovia.

Feliz en la naturaleza - Foto: Rosa Blanco

A Javier Moratalla Mata (Madrid, 1954) le gustaba mucho el dibujo tanto el artístico como el lineal y decidió estudiar la carretera técnica de Delineante, que ejerció cuatro años en un empresa de Madrid, que «cerró».En ese tiempo, tomó la decisión de venir a vivir al medio rural y desempeñar otra función: la guardería forestal. «LLevo concretamente la zona de Sacramenia, que pertenece a la comarca de Cantalejo». Vive en Fuentesauco de Fuentidueña, tras residir 17 años en el Vivar de Fuentidueña.

1. Hosteleros muy solidarios. Agradece muy sinceramente la colaboración con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Segovia y el programa ‘Vacaciones en Paz’ que realizan el restaurante El Secreto de San Clemente y la cafetería de La Tropical, invitando a los niños y niñas saharauis a la cena de despedida y una merienda. También destaca el vínculo que mantienen los hermanos Arranz del Bar Santana, como nexo y ayuda en el evento ‘Artistas por el Sáhara’. 
2. La Tienda Kukul, en Marqués del Arco, 20. Cada verano hacen a los niños saharuis, camisetas, gorras y mochilas, para las actividades que hacen en grupo. Además de ser una tienda distinta por los productos y objetos que venden en platería o textil. 
3. El Acueducto. Vino a Segovia, por primera vez, en 1980 a las oposiciones para la Guardería Forestal y descubrió este monumento que es «absolutamente impresionante» y por la técnica que manejaron los romanos, sin la maquinaría que tenemos actualmente, el Acueducto sigue todavía en pie y la función que tuvo de llevar el agua hasta la ciudad. 
4. La Calle Real. Que en realidad está formada por tres calles distintas. La vía principal de la capital, por el paso de la gente, los establecimientos que alberga, y que sube directa desde el Acueducto hasta la Plaza Mayor. 
5. La Casa de los Picos. La Escuela de Arte y Diseño Superior de Segovia porque todos los años cede sus bellos espacios y patios para que la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui realice la exposición y venta directa ‘Artistas por el Sáhara’. También agradece que siempre respeten las fechas de celebración, en el mes de diciembre, una semana o dos antes del Sorteo del Gordo de Navidad. Un vinculo que viene de lejos por el buen trabajo realizado por el anterior presidente del colectivo, Luis Yuguero. 
6. El Vivar de Fuentidueña. En este pequeño pueblo fijó su residencia en 1982, estaba construyendo una piscifactoria, que se sumó a la que había en Fuentidueña. Recuerda que estamos en una bella comarca que está conformada por 21 pueblos y casi todos llevan Fuentidueña en su nombre. Confiesa que fue al Vivar por el pueblo más pequeño de todos y encantado de la vida, «es una auténtica delicia» porque río de Casas estaba a 150 metros. En el Vivar estuvo viviendo 17 años. 
7. La Alameda del Parral. Tiene claro que es un sitio precioso y extraordinario para pasear, para fotografiar, para pensar, para observar animales. En pocas palabras, lo tiene todo, como sentarse a la sombra y abstraerse con un buen libro. 
8. El barrio madrileño de Usera. Nació y vivió en la capital de España hasta los 27 años de edad. Su madre era madrileña y su padre del pueblo conquense de Montilla del Palancar. No tiene claro de dónde viene el apellido Moratalla pero sí que hay en Murcia un pueblo con este nombre. Cuando paseo por Segovia por zonas de plataneros, le recuerdan al que había a escasos meses de su casa en el barrio de Usera. 
9. Cuevas de Provanco. Recomienda conocer la belleza de Cuevas de Provanco, situado muy cerca del límite de la provincia de Segovia con las de Burgos y Valladolid.
10. El Pinarillo. Un paraje en el que solemos reparar poco porque normalmente «vamos en coche», y se pasa de largo, cuando es un lugar que merece mucho la pena pateárselo. Lo conoció porque una de las pruebas físicas para su ingreso como guarda forestal fue recorrer el Pinarillo, «con una mochila» con un peso determinado y tenían que hacer en recorrido en un tiempo concreto.