Obras por un hundimiento en la iglesia de San Sebastián

DS
-
Comisión de Patrimonio

El templo se ha cerrado al culto por riesgo de colapso hasta que finalice la intervención, que acaba de recibir la autorización de urgencia de Patrimonio

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Segovia ha autorizado este martes con carácter de urgencia la rehabilitación de la cubierta de la iglesia de San Sebastián, ubicada en la plaza de la capital del mismo nombre, en el ámbito del Conjunto Histórico del Recinto Amurallado de Segovia, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en julio de 1941. La actuación propuesta es necesaria para solucionar el hundimiento de una de las limas en la intersección de la cubierta de la nave central, el presbiterio y la torre de la iglesia y, de esta manera, recuperar la estructura arquitectónica de la iglesia y devolver las condiciones de ornato y seguridad al inmueble, que permanece cerrado al culto por riesgo de colapso y hundimiento sobre la bóveda.

Según precisó la Junta a través de un comunicado, los trabajos a realizar consisten, entre otros, en el desmontaje de la zona a intervenir, la recuperación de la teja cerámica curva, ejecución de sistema estructural de madera aserrada, sustitución de los pares afectados, aplicación de mortero de cal aérea en paramentos -que deberá ser de la misma tonalidad que el existente- y cobertura final con la teja recuperada.

Por otro lado, la Comisión de Patrimonio también ha autorizado la instalación de un ascensor en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos, en el número 5 de la calle Marqués del Arco, palacio del Marquesado de Lozoya, y ubicado en el Conjunto Histórico del Recinto Amurallado. El edificio cuenta con una rampa de acceso al patio pero resulta inaccesible para personas con determinados problemas de movilidad puesto que es preciso salvar escaleras para acceder a las oficinas, salón de actos, galería, biblioteca y solana. El ascensor autorizado se proyecta en el interior del inmueble, respetando al máximo su arquitectura, estructura y volumetría, con acceso desde el paso en planta baja que comunica el patio con el jardín, de modo que se asegure la comunicación entre todos los espacios del edificio y se preserve el exterior.

Intervenciones en bienes muebles

Asimismo, la Comisión ha autorizado la restauración del órgano portátil de la Capilla del Santísimo de la Catedral. El proyecto presentado se considera correcto e incluye un detallado diagnóstico de conservación del instrumento con la propuesta de actuación que se va a llevar a cabo en cada una de sus piezas.

Y fuera de la capital, en Sangarcía, se ha autorizado la restauración de la talla de madera policromada de San Bartolomé, de la iglesia parroquial del mismo nombre, declarada BIC desde 2005. La pieza presenta grietas que suben desde la peana, atravesando la mitad inferior de la talla, que se van a consolidar mediante resina, y otros deterioros menores como desgastes y pequeñas lagunas.

En los dos acuerdos de la Comisión, que autorizan las actuaciones en el órgano de la catedral y en la talla de San Bartolomé, se prescribe el seguimiento de los trabajos por parte de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura y Turismo.