La DGT prevé 13,3 millones de desplazamientos este verano

SPC
-
La DGT prevé 13,3 millones de desplazamientos este verano

Seis nuevos radares fijos comenzarán a funcionar en la Comunidad en julio, dos en la provincia de Soria y uno en Burgos, Palencia, Segovia y Valladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, presentó hoy el dispositivo especial de la Dirección General de Tráfico para el verano de 2019, que comienza hoy viernes y se prolongará en cuatro fases hasta el próximo 1 de septiembre. En total, se prevén 13.284.000 desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un 3,7 por ciento más que el ejercicio anterior, y para realizar tareas de vigilancia y garantizar la seguridad de los conductores habrá 1.327 guardias civiles controlando el tránsito por la Comunidad.

Según apuntó la coordinadora regional de la Dirección General de Tráfico, Inmaculada Matías, Castilla y León contará además a partir del 1 de julio con seis nuevos radares fijos en funcionamiento, dos de ellos en la provincia de Soria y uno en Burgos, Palencia, Segovia y Valladolid (este último, en la N-122, en el punto kilométrico 300). Además, los efectivos de la Guardia Civil realizarán en torno a 130.000 controles de alcoholemia, que se sumarán a los que hagan los policías locales en cada municipio, y “se intensificaran también los controles en las carreteras convencionales que concentran el mayor número de fallecidos en la región”.

Mercedes Martín explicó que a lo largo del verano se desarrollarán cuatro operaciones especiales. La primera de ellas, que arranca en la tarde de hoy y se prolongará hasta el unes 1 de julio, registrará alrededor de 820.000 desplazamientos, un número que en todo el mes de julio alcanzará los 5.994.000 desplazamientos. En agosto tendrán lugar las tres operaciones especiales restantes, la primera del miércoles 31 de julio al 1 de agosto, la segunda del miércoles 14 al domingo 18, y la última del viernes 30 de agosto al domingo 1 de septiembre. En total, en agosto las carreteras de Castilla y León contabilizarán 7.290.000 desplazamientos.

“El objetivo es establecer las medidas y el operativo necesario para garantizar la seguridad de los ciudadanos que transiten por nuestras carreteras, así como facilitar la movilidad. De los 33 fallecidos que hubo en las carreteras de Castilla y León en 2018, 26 perdieron la vida en los meses de julio y agosto, un dato que prueba la concentración de siniestralidad en este periodo”, subrayó.

Según apuntó, los efectivos del sector de Tráfico “harán su trabajo de forma eficaz”, pero los conductores por su parte también deben ser “rigurosos en el cumplimiento de las normas y velar por la seguridad de los demás”, teniendo especial precaución para “no consumir alcohol cuando se vayan a poner al volante, no prestar atención al teléfono móvil conduciendo, cumplir las normas de circulación y respetar la distancia de seguridad”.

Por su parte, el teniente coronel jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León, Rafael Aparicio, confirmó que en estos momentos se están desarrollando proyectos pilotos para probar la valía del uso de drones en operaciones “tanto de movilidad como de prevención de siniestralidad”. Si esas pruebas “dan sus frutos” tras el actual periodo, terminarán implantándose como una herramienta más para velar por la seguridad de los conductores ya que “son un medio moderno”.

Además, durante el dispositivo especial la DGT realizará tres campañas especiales de vigilancia, dos de ellas enfocadas a colectivos vulnerables como los ciclistas (13 y 14 de julio) y los motociclistas (27 y 28 de julio), y la tercera orientada al control de velocidad (12 al 18 de agosto).