La asociación contra al diablillo entrega firmas de protesta

DS
-
Entregarán más de 12.500 firmas contra el diablillo

Asegura que ha recogido más de 2.000 en papel, más de 5.400 en la plataforma Change.org y más de 5.100 en la web de una asociación católica donde se incide en que la escultura "no respeta las creencias cristianas"

La Asociación San Miguel y San Frutos entregará este jueves, a las 12:00 horas, las firmas que ha recabado en contra de la colocación de la estatua del diablillo en la calle de San Juan. Así lo ha comunicado en una nota de prensa en la que asegura que ha obtenido más de 2.000 apoyos en papel, más de 5.400 a través de la plataforma Change.org y otras 5.100 por medio del portal de una asociación católica, Enraizados.org.

La representante de la asociación creada para impedir la colocación de la estatua, Marta Jerez, explica que el 13 de diciembre de 2018 solicitaron una cita al Ayuntamiento de Segovia para entregar las firmas y tener una entrevista, "y el día 8 de enero nos concedieron cita para el día 13 de febrero de 2019, a la vez que, el día 9 de enero, comenzaron a picar en el pretil". "Como el Ayuntamiento sigue manifestando su persistencia en instalar la estatua en el mes de enero (si el juez se lo permite), consideramos necesario proceder a la entrega ya, sin esperar al día en que nos han concedido la cita. El volumen de firmas pone de manifiesto la rotunda oposición y rechazo a ese proyecto, y que no se descarta continuar con la recogida de firmas, ya que son muchas las personas que nos lo demandan", añade.

En la plataforma change.org, que es donde más firmas en contra se contabilizan, en el texto que argumenta la campaña se apunta que la escultura "resulta ofensiva para los católicos, porque supone una exaltación del mal, y utilizar el nombre de Dios, sobre lo que más repulsa produce a un católico, que es el diablo". Alude así al hecho de que el autor de la obra, Abella, la bautizara con el nombre de Segodevs, aunque esté previsto que en la placa ponga  ‘Aqvaedvcti Artifex’ (artífice o constructor del Acueducto), según ha confirmado la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos. 

"En el arte sagrado, la iconografía diabólica está inscrita en un marco doctrinal y ritual que garantiza su eficacia psicológica, moral y espiritual, en todos los casos citados la fisonomía diabólica es repulsiva y despreciable, no amable y seductora, como la del "diablo bonachón, sin maldad" que ustedes han concebido", prosigue el texto de la campaña. "La religión que alaba al diablo, gracias a Dios, es minoritaria y residual, pero sus ideas y prácticas son totalmente repulsivas, y no provocan ninguna risa, sino rechazo a la mayoría de las personas, ya que justifican prácticas como el asesinato y otras aberraciones, por lo que no resulta del agrado de la mayoría de las personas que se erija una estatua que represente al diablo, y que exhiba con el cartel de Segodevs (Dios de Segovia)", concluye, de nuevo en alusión al nombre que le puso Abella a la escultura, ya que el texto de la campaña es anterior a que se confirma la ausencia de 'Segodevs' de la placa que prevé colocarse.

Asimismo, en Enraizados.org se destaca que la escultura "no respeta las creencias cristianas, e incluso impone como oficial, desde el Ayuntamiento, a un nuevo 'dios de Segovia' (Segodeus), en la medida en que el nombre otorgado a la estatua, en latín, tiene ese sentido sugerido o evocado".