Las 'Casas de Segovia' regresan a las librerías

DS
-
Las 'Casas de Segovia' regresan a las librerías

Vuelve a editarse el libro en el que Eduardo Martínez de Pisón describe la fisionomía de la ciudad de hace medio siglo, acompañada por ilustraciones a plumilla. Casas populares y de nobles, calles y barrios, el patio, la columna...

Más de 40 años después, Ediciones Derviche recupera el libro de Eduardo Martínez de Pisón 'Casas de Segovia', que supone un pormenorizado recorrido por la Segovia de medio siglo atrás. Tal y como se detalla en la reseña de la obra, la lectura geográfica del paisaje de la ciudad de Segovia que contiene fue hecha como un sencillo paseo mirando alrededor. "Por estos dibujos y palabras desfilan las casas de Segovia de entonces, en sus calles y plazas, con sus fachadas, puertas, patios, tejados y balcones, con mesones y muralla"; a veces también con personas que, cuando el autor manejaba la pluma, "estaban por allí, en la ciudad viva. Niños que juegan, jóvenes que miran un escaparate, una bicicleta que se cruza a toda velocidad, un mercado de lento trasiego".

Tal y como continúa la reseña de contraportada del propio libro, "pasó el tiempo y los dibujos y sus comentarios han venido a ser hoy un testimonio, entre otros, del cuerpo de la ciudad en aquel momento a través de una mirada —no sé si llamarla profesional— que escrutaba los edificios que lo componían esquina a esquina, rincón a rincón. La vieja Segovia, a la vez entonces urbana y labriega, cargada de tiempo, sobre todo de tiempo, en su peña y valles, como uno de los principales gestos, símbolos y manifestaciones de hondura del hondo paisaje castellano".

Eduardo Martínez de Pisón (Valladolid, 1937) es catedrático emérito de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid. Se doctoró con una tesis sobre la Geografía Urbana de Segovia, que se publicó en 1976 como libro, por lo que obtuvo el Premio J. M. Quadrado del CSIC y el nombramiento como académico correspondiente en la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce. En aquel trabajo realizó un inventario de los edificios característicos de Segovia, dibujándolos metódicamente a plumilla, casa a casa y barrio a barrio. Y este libro, que recoge una nutrida selección de tales apuntes, recupera hoy, gracias a ellos, la fisonomía más significativa de la ciudad de hace medio siglo.