Casado ve «complicada» la pandemia y confina dos pueblos más

SPC
-

La Junta apela a la responsabilidad ciudadana a la hora de respetar los aislamientos y cuarentenas, y adopta medidas restrictivas en la localidades vallisoletanas de Pedrajas e Íscar por segunda vez

Agentes de la Guardia Civil controlan los accesos a Pedrajas de San Esteban la primera vez que estuvo confinada. - Foto: Ical

La situación de la pandemia en la Comunidad es «complicada», lo que ha obligado a la Junta a poner la mirada en zonas que preocupan más como las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban, para las que volvió a decretar el confinamiento -la primera vez fue el pasado mes de julio-, mientras que se mantienen otras medidas restrictivas en las ciudades de Salamanca y Valladolid -ratificadas ayer por el juzgado- y el confinamiento en la localidad burgalesa de Sotillo de la Ribera. De momento, el tribunal ha desestimado esta misma medida en Pesquera de Duero (Valladolid) porque considera que no tienen «justificación técnica».
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, reconoció ayer su preocupación por la evolución de la pandemia en la Comunidad y aclaró que el patrón de contagios «es muy similar» en todo el territorio, ya que en su mayoría se trata de un origen familiar o mixto.
Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Casado explicó que en estos últimos días los casos «están aumentando» y apuntó a las reuniones familiares como uno de los orígenes de gran parte de los brotes registrados.
En la jornada en la que se celebraba el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, Casado incidió en que «en general» la situación epidemiológica es «preocupante» ante el incremento «progresivo» de casos en las últimas semanas y que alcanza el 62,6 por ciento en los últimos siete días, lo que se traduce en 4.653 casos en este periodo. A nivel nacional «las cosas no van mejor» y Castilla y León sigue siendo la octava Comunidad en incidencia acumulada en 14 días o la cuarta por número de ingresos en la UCI y la tercera por incidencia acumulada en el número de ingresos.
Por provincias, Casado explicó en declaraciones recogidas por Ical que Ávila experimenta una situación de contención de casos, con 229 declarados en los últimos siete días; en Burgos hay una tendencia al aumento de casos, con 672 en la última semana; la misma situación que se da en León, con 640 casos en siete días. Diferente es la tendencia en El Bierzo, con situación estable y baja incidencia, con 55 casos en la última semana. En Palencia se produce un ligero ascenso de casos, con 394 en la última semana; igual que en Salamanca (654), Segovia (282) o Soria (163). En Valladolid oeste hay una situación estable, con 491 casos en la última semana, algo que no ocurre en Valladolid oeste, donde hay una tendencia creciente, con 913 casos en los últimos siete días. Por último, en Zamora hay una tendencia a la baja, con 210 casos.
De la misma forma, Casado apuntó a una serie de zonas básicas de salud que preocupan especialmente a la Junta, como es el caso de Arenas de San Pedro (Ávila), con una incidencia acumulada en los últimos siete días de 45,7; en la provincia de Burgos, Aranda Rural (53,09), Miranda Este (34,7) y Miranda Oeste (31,4), Paredes de Nava (Palencia), con una incidencia acumulada de 55,4; o Peñaranda (Salamanca), con 54,6.
Respetar las cuarentenas.

«Hay que respetar las cuarentenas y aislamientos», reclamó Casado, quien recordó que ante una PCR positiva hay que aislarse, lo mismo que hay que hacer en el caso de ser un contacto «estrecho» aunque el PCR sea negativo porque «en cualquier momento puede aparecer por el tiempo de contagio de la enfermedad»·. Guardar las cuarentenas son, según la consejera «clave» a la hora de frenar la transmisión y evitar que esta sea comunitaria. La intención del Ejecutivo autonómico pasa por «agilizar los tiempos de respuesta» de manera que está previsto que los resultados de las PCR positivas se comuniquen por SMS a las personas «en el transcurso de las 24 horas siguientes», algo que «cuando se pueda» se extenderá también a las pruebas negativas.
Casado también precisó que la actividad asistencial en Atención Primaria está siendo muy elevada, y la presión en los hospitales va en aumento. Pese a que no se puede hablar de transmisión comunitaria, el crecimiento de casos preocupa porque es progresivo: si en la primera semana de septiembre se detectaron 2.860, en los últimos días la cifra ha aumentado a los 4.653, un 62,6 por ciento más.