Estudian ampliar Urgencias con una estructura prefabricada

Nacho Sáez
-

La necesidad de habilitar en el Hospital General de Segovia un doble circuito para separar la entrada de pacientes con covid y enfermos con otras patologías propiciará también la construcción de una nueva UCI.

Estudian ampliar Urgencias con una estructura prefabricada - Foto: Rosa Blanco

La mayoría de zonas básicas de Segovia continuará esta semana en fase 0, pero se está preparando para la desescalada (y el temido posible rebrote) paliando algunas de las carencias estructurales que tenía su red sanitaria. La Consejería de Sanidad ya ha autorizado la construcción de una nueva Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital General de Segovia y ultima el proyecto para ampliar el espacio de Urgencias del mismo complejo.

Han impulsado la puesta en marcha de estas iniciativas las carencias que arrastraba la provincia en este ámbito –maquilladas por la extensión de la UCI y el traslado de pacientes a hospitales de otras provincias–, pero sobre todo la necesidad de establecer un doble circuito que haga posible recuperar el funcionamiento ‘normal’ del Hospital. Esto es, separar a los pacientes de coronavirus de los del resto de patologías. Un objetivo que se hace extensible al resto de la red (consultorios, centros de salud, puntos de atención continuada...) y que va a chocar en ocasiones con las barreras arquitectónicas de algunos de los edificios a través de los que se despliega. Es el caso del propio Hospital General, «que tiene agotada su edificabilidad», según reconoce el delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías.

Por eso, los técnicos estudian crear una estructura prefabricada para ampliar las Urgencias. Aún no hay una decisión definitiva, pero es la opción que ha cobrado más fuerza. Se ubicaría en la zona del aparcamiento situada en la parte posterior de las actuales Urgencias y reuniría «las mejores condiciones», aunque tendría un carácter «provisional». «Ahora mismo no hay posibilidad en Urgencias de establecer un doble circuito y, dados los sistemas de construcción que existen actualmente, hay que considerar que si se descubre la vacuna o un tratamiento [esta nueva construcción] seguramente desaparecerá y podremos volver incluso a la normalidad arquitectónica de nuestro Hospital», argumenta el delegado territorial.

El proyecto de la nueva UCI está más avanzado. Ya está decidido que ocupará el espacio que actualmente se destina a la sala de espera de los familiares de los pacientes críticos, y contará con seis camas para enfermos covid. Su apertura permitirá ampliar la capacidad de esta unidad, que originalmente estaba preparada para diez camas y que, con motivo de esta crisis, se llegó a extender a 27 a través de la utilización del espacio de reanimación y de algunos quirófanos.

Nadie quiere bajar la guardia y por eso, la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia ha adquirido por 19.000 euros cuatro monitores desfibriladores portátiles con marcapasos para atender a contagiados en el Servicio de Urgencias. Además, el delegado territorial anuncia la llegada en próximas fechas de nuevos equipamientos para complementar los que ya hay y mejorar muchísimo la calidad asistencial  para nuestros vecinos», tal y como subraya Mazarías.