Los archivos acercan al visitante la historia de la comida

ICAL
-

Doce archivos de Segovia capital y provincia rebuscaron en sus fondos documentales hasta hallar los más curiosos aspectos relacionados con la comida y la alimentación desde la Edad Media en la exposición '¿Comemos?. La alimentación y los archivos'

Doce archivos de Segovia capital y provincia rebuscaron en sus fondos documentales hasta hallar los más curiosos aspectos relacionados con la comida y la alimentación desde la Edad Media hasta el siglo XX que se pueden contemplar en las vitrinas y los paneles expuestos, en la sala principal de La Alhóndiga, parar conmemorar el Día Internacional de los Archivos. Bajo el título ‘¿Comemos?. La alimentación y los archivos’ se muestran aspectos muy curiosos de esta parte esencial en la vida de los seres humanos.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, argumentó que esta muestra es “del máximo interés” porque la alimentación es un tema que merece la pena ser investigado en profundidad y los archivos abren “infinitas posibilidades”, en la producción agrícola, ganadera, en todo lo que tiene que ver con la transformación industrial agroalimentaria, el comercio de los productos, la fiscalidad y con las estimaciones que se producían en otros momentos de la Historia.

El archivero municipal e historiador, Rafael Cantalejo, remarcó que han indagado para buscar testimonios históricos de una temática que forma parte esencial de la vida y constituye una fuente documental importante sobre: las modas alimentarias; las las necesidades perentorias de alimentos; de la nutrición al placer por la comida; desde los preparados para la atención hospitalaria hasta los banquetes oficiales, así como las tarifas, aranceles e impuestos derivados de su consumo, porque “todo está en los archivos”.

Mejor por escrito 

En las vitrinas expuestas en La Alhóndiga se pueden ver documentos como el que conserva el Archivo municipal de Sepúlveda, sobre una provisión de los Reyes Católicos para que de las alcabalas que le corresponden pagar a la villa se abone a Fernando de Cisneros, cocinero de la Reina, 3.000 maravedíes; del Archivo Municipal de Segovia, una Real Provisión a la Ciudad para “echar sisa” sobre la carne, el vino y el aceite, destinada a la obra de la Alhóndiga o una Memoria de los Gastos de la comida celebrada en el Bosque de Valsaín para la Ciudad de Segovia y la Junta de Nobles Linajes.

Documentos que despertarán la curiosidad del visitante, que podrán leer un menú de la Academia de Infantería del día de Navidad, con desayuno, comida y cena, del Archivo General Militar de Segovia; del Archivo de la Diputación, el menú y la invitación para el almuerzo en Navacerrada con ocasión del nombramiento de Hijos Predilectos de la provincia a los infantes Jaime, Beatriz y Juan.

En la vitrina de entrada, destaca por su tamaño, un Bando del Alcalde de Segovia, José Ramírez y Díaz, fechado el 9 de enero de 1900, sobre la industria para expender carne, los requisitos para “todo el que quisiere ejercer en esta población el oficio de carnicero”. La muestra está coordinada por el responsable de Informática y Comunicaciones del Archivo General Militar de Segovia, Enrique Gallego. 

En esta exposición ‘¡Comemos?. La alimentación y los archivos’ participan: el Archivo Ducal de Alburquerque (Cuéllar), los archivos municipales de El Espinar, Riaza, Sepúlveda, Santa María la Real de Nieva y Segovia; la Catedral de Segovia; el Archivo de la Catedral de Segovia; el Archivo Diocesano, de la Diputación Provincial, Archivo General Militar, Archivo Histórico Provincial y el el Archivo Territorial.

Clara Luquero recordó que los archivos segovianos llevan cuatro años conmemorando este día tan importante que “pone los ojos de los ciudadanos” en la importancia de los archivos como “salvaguarda de nuestra memoria documental e histórica”. Por su parte, Rafael Cantalejo recordó que, en anteriores las exposiciones, abordaron las personas que “dan nombre a los callejeros de nuestros pueblos”, los monumentos a través de los documentos y la historia de los establecimientos sanitarios y la práctica de la Medicina y sus actividades derivadas.

El reto digital

Rafael Cantalejo recordó que la labor “del estudio del pasado” está a punto de cambiar el modo y el formato, con la llegada de la administración electrónica y los archiveros que llevan desde hace siglos, “manejando el soporte común del papel” pasará “al mundo digital que nos envuelve”. Además, recordó que el Consejo Internacional de los Archivos propuso para este 9 de junio, Día Internacional de los Archivo, el lema ‘Diseñar los archivos en el siglo XXI’, y que sus trabajadores van a ser “protagonistas y testigos privilegiados” de “un cambio radical” en su trabajo cotidiano y es posible que el año que viene “estemos más cerca de que los archivos digitales sean una realidad”.


 

Los archivos acercan al visitante la historia de la comida
Los archivos acercan al visitante la historia de la comida