scorecardresearch

Ese gran desconocido

Agencias-SPC
-

Los expertos denuncian la confusión que aún existe respecto a los tumores de cáncer de mama e insisten en la importancia de saber que hay distintas variantes y diferentes tratamientos para combatirlos

Existe el falso mito de que la quimioterapia es inevitable, al igual que perder el pelo, algo que en la actualidad no es cierto.

Una de cada cuatro mujeres no sabe que existen diferentes tipos de cáncer de mama, o que la mastectomía puede ser evitable, e incluso que no solo hay un tratamiento para hacerle frente. Sin embargo, conocer a fondo estos tumores es una de las claves para prevenirlos y combatirlos, y los expertos ponen el foco en ello, de la mano del último estudio sobre el conocimiento de las españolas de esta patología llevado a cabo por GenesisCare.

El informe, realizado con motivo del Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra durante todo octubre de cara a la conmemoración del día mundial de la enfermedad el próximo martes, estima que en España 33.375 mujeres desarrollarán esta patología a lo largo de 2021.

Asimismo, el estudio revela que un 15 por ciento de las encuestadas cree que todos los tratamientos son iguales, lo que para GenesisCare puede conducir a hábitos poco saludables, a ignorar los síntomas a la hora de estar alerta y a dudar en la autoexploración.

Uno de los aspectos que señala como «erróneo» el documento es la cirugía, debido a que el 24 por ciento de las mujeres cree que la mastectomía o la doble mastectomía son inevitables en el curso del tratamiento. Además, un 50 por ciento considera que la cirugía dejaría cicatrices de por vida y un 53 por ciento vería afectada su autoestima por las heridas causadas.

«Existe la posibilidad de cirugía conservadora de la mama extirpando solo el tumor y a continuación, contamos con tratamientos innovadores y seguros como la radioterapia guiada por superficie (SGRT), gracias a la cual se puede emplear la técnica de tattooless, que evita dejar marcas o tatuajes permanentes en la piel, que la radioterapia tradicional hasta ahora dejaba», manifiesta la doctora de GenesisCare, Escarlata López.

En esta línea, un 34 por ciento de las mujeres piensa que la quimioterapia está incluida en todos los tratamientos contra el cáncer de mama y casi la mitad (46 por ciento) cree que perder el cabello es un efecto secundario inevitable. Sin embargo, existen alternativas cuando la quimioterapia está indicada, como el casco de enfriamiento del cuero cabelludo.

«Se trata de un casco de silicona que se le coloca en la cabeza del paciente y a través del que circula líquido refrigerante en un circuito cerrado. Este líquido actúa como vasoconstrictor y reduce el flujo de sangre en los folículos, disminuyendo la absorción por la célula y la difusión de la droga en los mismos. Por ende, hace a los folículos del pelo menos susceptibles al daño por la quimioterapia y se podría reducir la caída del cabello», detalla GenesisCare.

De la misma manera, solo una pequeña proporción de mujeres conoce que hay tratamientos que incluyen terapia hormonal (22 por ciento) y menos aún están al corriente de la terapia dirigida (12 por ciento), un uso de fármacos que se administran solos o junto con la quimioterapia para impedir el crecimiento y la propagación de las células cancerosas.

En lo que respecta a la duración de las sesiones de quimioterapia, la mayoría de españolas se decantan por contestar seis semanas aunque la media de respuestas es de 10. Un 16 por ciento estima que las sesiones duran una hora y un 54 por ciento cree que pueden ser dos horas o más aunque lo correcto es una duración media en torno a las dos horas.

Por su parte, una de cada dos mujeres no sabe a qué edad puede someterse a un cribado poblacional mediante las campañas de diagnóstico precoz que realiza su comunidad autónoma. No obstante, es clave acudir a sus citas programadas, ya que el cáncer de mama es una enfermedad con una probabilidad de curación del 85 por ciento, tal y como recuerdan los especialistas.