Copese llamará 'Hola Food' al centro cárnico de Villacastín

D.S.
-
Copese pondrá en marcha el lunes el centro cárnico

El Centro Cárnico de Villacastín se convertirá desde el lunes en la sede de la empresa 'Hola Food' del grupo Copese. Bajo la nueva marca se elaborarán productos cárnicos de cerdo y vacuno de calidad

El grupo alimentario segoviano Copese anunció hoy la elección del nombre de ‘Hola Food’ para el Centro Cárnico de Villacastín que será totalmente operativo desde el próximo lunes, 8 de de julio, como uno de complejos industriales cárnicos más importantes de Castilla y León. La empresa segoviana realizó durante el mes de junio “diferentes pruebas con unos resultados muy satisfactorios” en su proceso de transformar proteína vegetal en animal.

La nueva marca ‘Hola Food’ tiene un ámbito de actuación a nivel nacional, pero también estará enfocada a la exportación, con el objetivo de contribuir “a mejorar la nutrición de las personas” poniendo a su disposición un amplio e innovador portfolio de productos cárnicos de máxima calidad, gracias a la seña de identidad de Grupo Copese: el proceso integrado de producción (P.I.P.) que permite transformar la proteína vegetal en proteína animal.

La marca del grupo Copese nace, explicaron, con la meta de convertirse en una referencia en la elaboración de productos cárnicos de calidad procedentes del cerdo y el vacuno, basado en los valores de innovación, calidad, honestidad, integridad e igualdad, así como de responsabilidad y perseverancia.

Con el nombre de ‘Hola Food’ buscan obtener una imagen reconocible en el exterior que vincule la nueva marca con la alimentación, fundamentalmente carne, española, “carne made in Spain”. Un componente visual encargado a la agencia creativa Markniac MKT, que ha tratado de distinguirse también del resto del sector, utilizando una imagen más sutil que representa el morro de un animal y que va incluida dentro de la tipografía.

El grupo segoviano Copese, con sede en Coca, nació en el año 1976 como un proyecto empresarial basado en la comercialización de pienso. En la actualidad la firma factura más de 62 millones de euros y genera más de 230 empleos directos y más de 100 indirectos, además de controlar casi el cien por cien el proceso de producción a través de diferentes áreas de negocio: genética, piensos, cerdos vivos, terneros, productos frescos y transformados, que lo que denominan Proceso Integrado de Producción, para hacer frente al reto de calidad y trazabilidad que la firma “lleva en su ADN”.