Casado cree que los ciudadanos entienden el criterio de CyL

SPC
-

La consejera de Sanidad se mostró convencida de que la desescalada por zonas básicas de salud es compartida por los castellanos y leoneses y que no se entrará en «un pique»

Una calle semidesértica de Alaejos (Valladolid), una de las zonas básicas que podría iniciar la fase 1 el próximo lunes. - Foto: Jonathan Tajes

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, se mostró ayer convencida de que los ciudadanos entienden los criterios sanitarios y epidemiológicos planteados por la Junta para una desescalada por zonas básicas de salud con cero casos en diez o siete días y no se entrará en un «pique de yo sí, y tu no», dado que en este momento no figura ninguna de las nueve capitales de provincia.
Durante la rueda de prensa telemática para informar de la evolución de la covid-19, Casado defendió la propuesta remitida ayer mismo al Ministerio de Sanidad para que 26 zonas ‘verdes’ con una población de 53.509 habitantes entren en la fase 1 a partir del próximo lunes, 11 de mayo. La consejera subrayó que ven más fácil el control de la movilidad en áreas pequeñas, aunque recordó que los vecinos de los municipios sin contagios no pueden desplazarse por su provincia ni fuera de los límites de su área sanitaria.
En tal sentido respondió al hecho de que los ciudadanos conocen los límites territoriales de sus provincias, unidad por la que se ha decantado el Gobierno, pero no la de las zonas básicas de salud, como ha planteado la Junta. «Creo que la población entiende los criterios y no creo que entren en un pique de yo sí, y tu no». «Nos hemos guiado por la salud», remarcó.
Respecto del control en los municipios que pueden iniciar el cambio de fase el 11 de mayo y ante el temor de algunos de sus alcaldes de que «se llenen de gente», precisó que primero tiene que aprobar la propuesta el Ministerio de Sanidad, para lo que habrá una reunión bilateral aun sin fecha, pero recalcó la petición de prudencia y responsabilidad.
Precisamente, sobre el control de la movilidad, uno de los aspectos que criticaron de las medidas del Gobierno de marzo ante la proximidad de Madrid, Casado recordó que las instituciones estarán vigilantes, en especial los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, pero añadió que los ciudadanos tienen que ser responsables en el cumplimiento de las medidas.
La propuesta de la Junta, que ahora debe negociar con el Ministerio de Sanidad, plantea que pasen a fase 1 una zona básica de salud en Ávila, seis en Burgos, tres en León, una en Palencia, cuatro en Salamanca, una en Soria, tres en Valladolid y siete en Zamora y ninguna en Segovia. Tampoco están las nueve capitales de provincia.
Si alguna de esas zonas registra algún contagio, se aislará y controlará a sus contactos, sin que tenga que retroceder de fase, explicó la consejera, que añadió que las ciudades se podrán incorporar «poco a poco» cuando mejoren sus datos.